Tu cabello cambia durante el embarazo

cabello-embarazo

Las alteraciones hormonales del embarazo influyen directamente sobre la piel y el cabello.

El exceso de andrógenos (una de las hormonas que se secreta durante la gestación) hace que el cabello se vuelva mucho más quebradizo, por el debilitamiento de los folículos pilosos, con lo que puede dificultar el crecimiento del cabello o disminuir su fortaleza.

En situaciones normales, el uso de la planchita o el secador de pelo es algo normal, pero en el caso de las mujeres embarazadas, éstos deberán usarse con restricciones y habiendo aplicado previamente protectores termales para que no se dañe o quede sensible.

Por otra parte, el aumento de la secreción de grasa del cuero cabelludo hace que el mismo tenga más brillo y volumen que en situaciones normales.

Lo ideal para mantener el cabello sano es cuidarlo mucho desde la alimentación y los productos que nos coloquemos. De esta forma, disminuirá significativamente la caída y tendrá un aspecto más saludable.

A las pocas semanas de dar a luz, tu cabello volverá a recuperar su aspecto normal, así que no te preocupes y disfruta de los múltiples cambios que te producirá el embarazo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *