¿Tu hijo pequeño ya utiliza tenedor o cuchara? ¡Minimiza el desorden!

Cuando los bebés comienzan a utilizar los cubiertos es todo un hito. A ellos les encanta ser más autónomos y a los padres les encanta ver cómo sus pequeños crecen casi sin que se den cuenta. Eso sí, cuando comienzan a utilizar los cubiertos como la cuchara o el tenedor, es posible que, al menos al principio, no todo esté limpio y ordenado mientras comen.

Es posible que haya comida por todas partes menos en la comida del pequeño. Que las paredes se llenen de tomate, que la ropa se manche de lentejas, que combine un rato con cubiertos y otro rato con la mano… Sea como sea, lo que está claro es que tu hijo necesita que le orientes y le guíes en el proceso de autonomía en la autoalimentación, pero tú también necesitas por tu salud mental, ¡minimizar el desorden todo lo posible!

Cómo minimizar el desorden

Cuando un niño comienza a usar utensilios, tienes que esperar que las comidas tomen más tiempo y que el proceso sea más complicado. Puedes hacer que la limpieza sea más fácil colocando una toalla o sábana debajo de la silla alta para que pueda ser lanzada dentro de la lavadora una vez que finalice el tiempo de alimentación.

Debes asegurarte también de que tu hijo esté vestido con ropa que pueda quitarse fácilmente y tirar a lavar. Si hace buen tiempo también puedes dejar al niño con un pañal y un babero solo. Aunque esto solo es posible si la temperatura lo permite. Si hace frío también puedes ponerle alguna ropa que sea vieja o que no te importe que ensucie.

Para minimizar el alboroto, sigue una rutina de alimentación en la que el niño pueda acostumbrarse. Los niños pequeños suelen prosperar cuando las cosas se mantienen según lo programado, y se les da menos opciones en lugar de más.


Sé el primero en comentar