¿Tus metas para el 2018 empiezan a decaer? ¡Tú puedes conseguirlas!

Muchas mujeres que son madres tienen muchas resoluciones y metas para cuando empieza un año nuevo… pero al empezar las rutinas parece que todo eso se queda en el aire y que con la excusa de la falta de tiempo o las rutinas de los niños… todo se va quedando en el tintero y ellas, frustradas porque un año más, no han alcanzado sus metas. ¿Eso te pasa a ti también? ¡Ya es hora de que eso acabe para siempre!

Tú eres dueña de tus deseos y tus metas para conseguir en este 2018! Cada día es como un día en blanco, es una nueva oportunidad para conseguir todos tus propósitos. Ahora es el mejor momento para buscar aquello que deseas, ya sea buscar un nuevo trabajo, mejorar tus finanzas, mejorar tu salud, dejar de fumar, perder peso, mejorar tus hábitos, dejar de morderte las uñas, hacer más ejercicio… cualquier meta que quieras conseguir será buena si te hace sentir mejor contigo misma.

Desafortunadamente, en muchas ocasiones, al poco de comenzar el año la emoción y la determinación por conseguir estas metas se desvanecen rápidamente y la mayoría se dan por vencidos antes de que acabe el primer mes del año… ¿merece la pena tirar la toalla tan rápido? ¡En absoluto! Eres lo que piensas y si quieres conseguir progresos en tu vida, puedes conseguirlo con determinación y constancia.

Pero, ¿cómo conseguir tus objetivos con la vida tan estresante que se lleva habitualmente? ¿Serás capaz de poder tener la constancia suficiente para poder decir a final del año que lograste tus metas que iniciaste en enero? ¡Claro que sí! Descubre cómo.

Piensa en el por qué de conseguir esas metas

Cuando se piensa en una meta, siempre hay un ‘por qué’ detrás que te hará sentir la determinación necesaria para continuar. Si elegiste una meta específica es porque quizá el pensarlo te haga llorar, sentir mal o estar triste. Si hay un por qué detrás de esa meta, entonces es más que probable que lo consigas.

Por ejemplo, si tu objetivo es perder peso pero te escudas que no puedes porque no vas a hacer dos comidas diferentes (uno para los niños y otro para ti), o que no puedes hacer ejercicio porque los niños no te dejan el tiempo suficiente y con el trabajo te resulta imposible… ¡solo son excusas! Siempre se pueden buscar alternativas para poder conseguir las metas aunque sea a largo plazo. Quizá quieras perder peso porque tu salud depende de ello o porque tu ropa ha empezado a quedarte pequeña…. ¿tomas medicamentos para perder peso y quieres dejarlo? Cualquier por qué es bueno… solo identifícalo y después refuerza tus pensamientos para conseguirlo.

Eres lo que piensas

Eres lo que piensas y tus acciones dependen de ello. Si quieres conseguir algo primero deberás imaginártelo como si ya lo hubieses conseguido. En cambio, si eres una experta en boicotearte y tus pensamientos solo se centran en: ‘No puedo conseguirlo’, ‘no seré capaz’… entonces es más que seguro que no podrás conseguirlo.

Tu mente tiene mucho poder en tus acciones y en tu estado de ánimo. Por eso, cada mañana al despertar intenta mantener unos pensamientos positivos para que puedas conseguir tus metas. Mírate al espejo antes de que tus hijos se despierten y di cosas como: ‘hoy lo haré mejor que ayer’, ‘hoy puedo conseguirlo’, ‘soy capaz de mejorar’, etc. 

Organización

Para conseguir lo que quieres, primero necesitas organización, sobre todo si tienes que sacar hacia adelante a tu familia, tienes hijos, rutinas que seguir, tienes un trabajo que atender y sientes que no tienes tiempo suficiente para poder dedicarte a ti misma. Pero sí puedes conseguir las metas que tengas en mente, solo tendrás que cambiar algunos hábitos para conseguirlo, dependiendo de la meta que quieras.

Por ejemplo, si tu objetivo es aprender a comer mejor, ¿por qué no haces que toda la familia coma bien? Puedes hacer la compra pensando en qué comer durante toda la semana. Para conseguirlo, tendrás que planificar tus comidas, porque si te dejas llevar por el estrés diario, acabarás haciendo la comida más rápida y que más les gusta a tus hijos para asegurarte que se lo comen todo. En cambio, con una buena planificación podrás unificar las dos cosas: comida saludable y que sea del gusto de todos.

Si lo que quieres es perder peso, puedes empezar una dieta y cocinar la comida del resto de familia el día anterior y tú el mismo momento antes de comer. Si quieres hacer ejercicio pero no tienes tiempo para ir al fimansio, puedes optar por hacer ejercicio en casa mientras tus hijos hacen los deberes en casa, o caminar más antes de llegar al trabajo (en lugar de aparcar justo en frente de la puerta, aparca un poco más lejos y camina, sube escaleras en lugar de coger el ascensor, etc.).

Si quieres dejar de morderte las uñas, puedes comprar un endurecido con mal sabor para que no te las metas en la boca, o ponerte uñas de gel durante unas semanas para quitarte del todo el hábito de morderlas.

Pequeños objetivos individuales

Para conseguir un gran objetivo, como por ejemplo perder 10 kilos, tendrás que pirmero, pensar en pequeñas metas individuales, como por ejemplo perder cada semana 500 gramos. Si quieres perder mucho peso de golpe y si no puedes te frustras, es probable que acabes por abandonar y no conseguir tu meta. Las metas grandes se alcanzan a largo plazo y se necesita compromiso y perseverancia para conseguirlo.

Si empiezas a comer saludablemente sabiendo qué comes y qué es mejor para ti para perder peso, será más fácil que si intentas hacer dietas milagro con resultados en poco tiempo, que después suelen tener un efecto rebote que te harán sentir mal por no haber hecho las cosas bien en su momento.

Necesitarás un plan

También, para poder conseguir tus metas necesitarás un plan. Un plan que seguir para no perderte por el camino. Un plan te ayudará a ver las cosas más claras, a saber hacia dónde tienes que seguir y si hay algo que no ha salido muy bien y que necesita un cambio para acercarte mejor a tus objetivos.

Dentro de ese plan también deberás tener un hueco para tus pequeñas (o grandes) victorias. Si trabajas hacia tus objetivos y vas consiguiendo pequeñas victorias individuales, ¡es una victoria y deberás celebrarlo para seguir tu motivación!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.