Un amigo desagradable de tu hijo en casa ¿qué hacer?

jugando con nenes

Es deber de los padres aceptar a los amigos de los hijos sean de un modo o de otro. A los hijos se les puede aconsejar sobre quién puede ser mejor o peor amigo, pero siempre tendrán ellos la última palabra sobre con quién pasar su tiempo, nos guste o no. En el caso que tu hijo tenga un amigo desagradable tendrás que aceptarlo pero no sin poner unos límites claros.

Pero ¿qué ocurre cuando ese amigo desagradable va a pasar un rato en tu casa para estar con tu hijo? No puedes caer en la tentación de hacerle ver que no te gusta ¡tú eres la adulta! Y ellos no pasan de los 10 años… Además ¿quién dijo que era tan malo? Igual sólo tienes que conocerle un poco más y posiblemente, te lleves una grata sorpresa con él.

Si el amigo desagradable de tu hijo va a casa no es necesario que saques todos los juguetes para que se entretengan. Lo ideal es pensar primero qué actividades harán durante la tarde y qué juguetes podrán sacar y cuáles no, y por supuesto tendrán que recogerlo cuando acaben de jugar.

jugar en casa1

Los aparatos electrónicos caros tendrán que estar lejos de su alcance, si en la calle está lloviendo pueden ver una bonita película con palomitas, pero todos los aparatos electrónicos deberán estar bajo llave si no quieres que acaben rotos o con manchas pegajosas. Tu hijo debe tener unas reglas para usar estos aparatos y no hacerlo cuando se le antoje.

Y la idea que más me gusta es… ¡únete a la diversión! ¿Por qué no bajar la guardia un poco y pasarlo bien con ellos? Podéis jugar a un juego de mesa, cocinar o pintar todos juntos durante un rato y después dejarles a ellos para que se diviertan también.

¿Qué más se te ocurre para hacer con un amigo desagradable en casa? ¡Seguro que después de conocerle un poco más ya no es tan desagradable!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *