Un cuarto angelical

A muchas personas, los bebés les generan un sentimiento muy similar a lo angelical. Esto se debe a la ternura  e inocencia que caracteriza a esto pequeñitos seres. La timidez con que llegan al mundo y la simplicidad con que se incorporan al mismo, son características básicas en esta sensación.

Por ello, en estas ocasiones, pensar en una decoración angelical es más que oportuno. Para lograrlo, se deberán tener presentes una serie de pautas, como por ejemplo, los colores predominantes, las texturas y los motivos de decoración del espacio.

Desde ya, que en este tipo de decoraciones, el color blanco y el amarillo son fundamentales. Por ello, la disposición de dichos tonos a lo largo y a lo ancho del lugar es muy importante en la concepción del resultado final.

Una sugerencia al respecto es colocar la pintura blanca cubriendo la totalidad de las paredes y el techo y, a media pared, ubicar una guarda color ocre o amarillo. Sobre ellas, se dibujarán soles y lunas.

Para dar una sensación de fusión, se sugiere colocar en el piso alfombra color tiza o hueso (para que no abunde el blanco), aunque las cortinas sí deberán responder a la gama cromática del blanco.

Para completar la decoración, se sugieren colocar muñecos y adornos suspendidos desde el techo, para lograr un efecto de espacio amplio y sin obstáculos. Los muebles se sugiere que respeten la gama del blanco y el amarillo u ocre, aunque si están totalmente pintados de blanco, mejor.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *