Un cuarto aromatizado

Una linda opción para mantener el cuarto del bebé en condiciones agradables, es buscar ciertos aromatizadores que maticen el ambiente, logrando dar un toque de encanto especial am mismo.

Existen en el mercado cientos de fragancias para ambientes pensadas especialmente para lugares puntuales, como ser el cuarto de un bebé. Si bien es cierto que los más reconocidos son los aerosoles, no siempre son los aconsejables y ahora veremos los porqués.

Los aerosoles suelen impactar directamente sobre las superficies que son aplicados, y muchos de ellos por su propia composición o en combinación con elementos del lugar, pueden ser tóxicos o generar feo aroma, contrarrestando así lo que se buscaba efectuar en un comienzo.

Otra desventaja de los aerosoles, es que posee un efecto reducido en el tiempo, por ende el aroma se pierde con las horas.

Finalmente podemos decir que los mismos poseen un alto contenido en alcohol, lo que impregna el área con su presencia, generando al cabo de unos minutos verdadera incomodidad en el ambiente.

Ahora bien, ustedes se preguntarán, con qué podemos reemplazar los aerosoles. Como les decía al comienzo de la nota, las ofertas son muy amplias y en el mercado se puede acceder a esencias que se depositan en hornitos portátiles, sahumerios, o simplemente a través de la alimentación eléctrica.

También hay aromatizadores de telas, los cuales pueden ser aplicados a sábanas y cortinas y con ellas perfumar la habitación.

Lo cierto es que además de estas fragancias, el cuarto del bebé debe ser ventilado al menos una vez al día, para evitar la acumulación de malos olores y gérmenes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *