Un cuarto decorado con personalidad

Una buena opción de decoración para el cuarto del bebé, son las aplicaciones personalizadas. ¿Y cómo lograrlo? Muy simple, a través de la obtención de fotos del rostro del niño o de éste en cuerpo completo, donde pueda apreciarse su carita.

Una vez elegidas las fotografías, viene el trabajo más interesante. El mismo se plantea sobre la pared a modo de mural, hecho por el cual la misma requiere de un color de base claro, como por ejemplo el blanco o  crema y la selección de un motivo particular que agrade tanto al padre como a los niños en general (ya que el bebé es demasiado pequeño para elegir).

A continuación, se fijará la foto a la pared, con los motivos elegidos rodeándola, o si se trata de un personaje en especial, se pueden proponer diversas posturas corporales, que otorguen gracia  y estilo a la composición buscada.

Una de las paredes puede ser seleccionada a modo exclusivo, en la cual centrar una imagen gigante centrada o alineada de manera especial, otorgándole una vista privilegiada. Sobre esa misma pared puede sostenerse el respaldo de la cuna del niño, sin ningún otro objeto material que quite visibilidad o sillones, solamente.

Se puede completar el trabajo con cortinas y alfombras de colores suaves, pero a la vez contrastantes con el medio que circunda la habitación, como por ejemplo lo son el color tostado, rosado o verdecitos, los cuales quedarán muy elegantes en el conjunto del cuarto en sí.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *