Un cuarto muy simpático

Una linda manera de decorar el cuarto del bebé y sin arriesgarnos demasiado en cuanto a diseños y gastos monetarios, es a través de los muñecos preferidos de ellos.

Para poder hacerlo se sugiere primero investigar sobre las series y los personajes más vistos por los niños, tanto en la TV como en otros soportes.

Es muy importante, como estamos hablando de bebés, tener en cuenta el tamaño de los muñecos a utilizar y el color de los mismos, ya que de ser muy grandes o coloridos, pueden ocasionar miedo, en lugar de placer.

Muchos de estos muñecos, vienen adaptados a las edades tempranas, con un adecuado tratamiento hipoalergénico, así como la confección en géneros  aptos para su uso sin ocasionar inconvenientes ni daños.

Ahora bien, vamos al hecho de la decoración en sí. Dependiendo del color de los muñecos seleccionados, se debe ambientar el color de las paredes. En caso de tratarse de objetos multicolor, se sugiere pintar la pared de blanco o crema. Si se trata de un único personaje, se puede optar por un color que combine.

Los muñecos pueden ubicarse sobre muebles, sobre la cama o inclusive, colgarse de las paredes con soportes. Los que se ubiquen en la cama, deben poseer un espacio donde quedar acomodados cuando el niño duerma, ya que serán muy incómodos en el mismo sitio de descanso  y desprolijos si se amontonan en un rincón del cuarto.

Este tipo de decoración aporta frescura y ternura a la vez, de la mano de los personajes que están a la moda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *