Un cuarto para exploradores

Muchos de nuestros bebés, a medida que van creciendo definen una cierta inclinación o gusto acerca de sus preferencias.

Lo que es indudable es que todos ellos  a lo largo de su primera infancia, van a sentir deseos por la búsqueda y la exploración, por encontrar objetos extraños, perdidos o no. Pues de esta manera exploran su mundo, su entorno… así lo estudian y comprenden y aprenden.

Por ello, una buena idea de decoración, consiste en adaptar el cuarto del bebé, a un lugar de hallazgos y descubrimientos permanentes, que invite al niño a buscar, moverse, estar atento…

En este tipo de decoraciones, se hace imprescindible contar con objetos tales como cajones, los cuales pueden ser decorados al mejor estilo baúles donde los piratas colocaban los tesoros, plantas (naturales o artificiales, siempre teniendo en cuenta que no sean tóxicas), y otros objetos de tamaño mediano.

Los colores que deberán prevalecer en este tipo de decoración, son los verdes, los ocres y el blanco o crema como para cortar.

Desde ya que luego el estilo, lo dará cada padre, de acuerdo a los gustos propios, pero las ideas son numerosas, ya que el lugar puede ser adaptado como una jungla, un barco pirata, un laboratorio, etc. Sea cual fuere el estilo seleccionado, siempre los muebles serán el detalle de oro, pues en las actuales mueblerías destinadas a los cuartos infantiles, las propuestas en muebles temáticos son abundantes.

Una idea algo deferente y pensada para que el cuarto guarde una misma decoración a los largo de los años.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *