Un decorado submarino

Una buena idea para decorar el cuarto del bebé, es determinar una temática y con ella componer toda la habitación. Un buen ejemplo de ello, es el ambiente submarino, el cual puede ser decorativo y, a la vez, acogedor.

Para llevar a cabo esta ambientación submarina, el primer paso es determinar el color del ambiente. Desde ya que si hablamos del mundo acuático, el color predilecto será el azul, aunque lo ideal, es mezclar unos cuantos tonos de celestes y azules, además de pinceladas blancas simulando la ondulación del agua. La mezcla de colores se debe a que la forma en que impacta la luz en el fondo marino, no siempre es igual y, por ende, no se observan colores iguales.

Una vez determinado el mural de colores, y una vez seco este fondo, se deberán comenzar a aplicar los animales y vegetales marinos: peces, algas, ostras, etc. Aquí hay más de una posibilidad. La primera sería pintar los mismos directamente sobre el azul de fondo (siempre y cuando se tenga muy buena mano para la pintura). Sin embargo, para aquellas personas que no tienen un buen manejo del dibujo, lo que se sugiere es apelar a las pegatinas autoadhesivas, las cuales constituyen una excelente solución para la decoración práctica de ambientes.

Para finalizar, se sugiere colocar los muebles acordes al mural, siguiendo la secuencia de adorno, o simplemente, utilizar un color liso que contraste, como por ejemplo, el blanco.

Más información- Decoraciones funcionales para el cuarto del bebé

Fuente- Decoras


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *