Un resultado bajo en el test Apgar está relacionado con incremento en la mortalidad neonatal

Un índice bajo en el test Apgar está relacionado con incremento en la mortalidad neonatal

¿Recordáis cuando nació tu primer hijo y te dieron el resultado del test Apgar? probablemente os quedasteis solo con el factor numérico, porque en ese momento lo único que deseabas es que el bebé estuviera bien. Esta prueba fue ideada por Virginia Apgar en 1952; esta mujer era una anestesista que consideraba importante saber en cuestión de minutos el estado físico de un recién nacido, para detectar la necesidad de cuidados médicos adicionales o tratamientos de emergencia. Hoy en día se encuentran distintos estudios relacionando un índice bajo de Apgar con la mortalidad neonatal, y un trabajo recién valorado y presentado en Evidencias en Pediatría, se pregunta de entrada si tal asociación está vigente, así como qué relación existe con las causas específicas de mortalidad infantil.

El Apgar se practica un minuto tras el nacimiento, y después a los cinco minutos; hay algunas veces que se requiere repetirla a los 10 minutos. Consiste en cinco factores que evalúan el estado físico con escala del 0 al 2: pulso, actividad / tono muscular, respuesta refleja, aspecto (color de piel) y respiración. El resultado oscila entre el 0 y el 10. La principal conclusión del trabajo que he mencionado es que un Apgar igual o inferior a 3 a los 5 minutos, está relacionado con mortalidad durante el primer año de vida, pero sobre todo en la etapa neonatal; por lo tanto en la actualidad se considera que sigue siendo útil.

El estudio original se llama “Apgar score and the risk of cause-specific infant mortality: a population-based cohort study”, y fue un estudio poblacional en Escocia, en el que se incluyeron todos los niños nacidos entre el 1 de enero de 1992 y el 1 de diciembre de 2010. Todos eran fruto de embarazos únicos, y su edad gestacional oscilaba entre las 24 y las 44 semanas. Se incluyó como variable de resultado la muerte (neonatal o hasta las 4 primeras semanas de vida, e infantil o durante el primer año de vida); las variables específicas fueron las causas específicas de la muerte, a saber: SMSL, infección, anoxia, y otras.

La asociación más potente se objetivó entre el APGAR 5 bajo y las muertes por causa de la anoxia en los recién nacidos a término

Se considera la utilidad de esta estudio prospectivo de cohortes, en cuanto el Apgar bajo puede ser un impulso para mejorar la asistencia neonatal enfocada a la atención a los nacidos prematuramente; además se podría incidir en la prevención de la asfixia. Todo ello modificaría directamente en los datos de mortalidad. Sin embargo, los profesionales que han revisado la investigación, reconocen que los datos proceden de un país europeo, y por lo tanto no son extraplables a otras zonas del mundo.


Categorías

El bebé

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *