Un lugar para recibir niños

Un lugar para recibir niños debe ser un lugar alegre para poder jugar y al mismo tiempo un sitio tranquilo para escuchar un cuento con atención o dormir la siesta si deben pasar todo el día.

La sala de juegos debe tener colores muy vivaces, que estimulen la atención, sobre todo para los más pequeños y otras salas, deben ser más despejadas y serenas como para poder escuchar una canción o una historia. Esta sala debe tener colores que apaciguan como el verde seco claro, el color celeste lino o pasteles muy suaves como la crema o la vainilla, creo que debe evitarse el blanco porque es muy frío y trae asociaciones hospitalarias.

Muchas veces decoraciones como nubes -en lugar de estimular y distraer a los niños pequeños excitando su atención- contribuyen a su sosiego y relajación. En esta sala lo mejor es no tener camas sino colchonetas, tatamis y almohadones.

Con respecto al mobiliario, una guardería, tanto como una escuela infantil, debe tener muebles que no sean peligrosos para la seguridad de los niños y fáciles de limpiar. Bordes redondeados, madera laqueada y detalles que ayudan a la estimulación como tiradores con formas de letras o números.

Muchos establecimientos tienen una decoración temática y la mantienen en todos los ambientes como ser el circo, la jungla, el mar…existen muy buenos artistas para realizar frescos en las paredes o tiendas especializadas en motivos autoadhesivos que no son muy onerosos y que tienen la ventaja de poder ser colocados en un lugar, cambiar de opinión, despegarlos y colocarlos en otro espacio sin dejar marcas en las paredes y sin perder su capacidad de adherencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *