Un mini parque de diversiones

Para el cuarto del bebé, en especial en aquellas casas en las cuales no se cuenta con un patio amplio, se sugiere a los padres planificar desde antes que el niño llegue al mundo, un espacio lúdico.

Gracias a los avances en las empresas del rubro juguetería, se pueden adquirir hoy juegos estilo plaza, de tamaños reducidos, aptos para infantes de hasta 3 años de edad.

Los mismos presentan la ventaja de ser de tamaño reducido, ligero y manejable.

La sugerencia de tenerlos previstos como parte de la ambientación, es para conocer de antemano con cuanto espacio se cuenta para ubicarlos y para poder seleccionar la cantidad a comprar. Esta aclaración se realiza porque, la gama de ofertas es demasiado amplia y variada.

Hay hamacas, toboganes, peloteros sube y baja, saltarines, entre tantas otras opciones, dependiendo del modelo que se elija.

Siempre se recomienda, montar estos mini parques en un rincón del cuarto, previamente protegidos de acuerdo a las normas de seguridad. De este modo, constituirá un espacio de diversión y entretenimiento y, a la vez, un objeto decorativo para el cuarto.

Otra sugerencia para esta opción, es cercar la zona en la cual se emplazará el parquecito en cuestión, para evitar el libre acceso de invitados y demás niños. De ese modo se evitarán golpes (pues los niños solamente deben utilizar estos juegos bajo nuestra responsabilidad) y que se destruya el lugar, ya que los accesorios para prepararlo son muy frágiles, de no ser para niños.

Fuente: visita casas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *