Un par de problemas que pueden ocurrir en el aula

nena emocionalmente inteligente

En el aula los profesores pueden encontrarse con problemas con sus alumnos. A continuación vamos a comentarte tres problemas habituales que un profesor puede encontrarse en cualquier momento dentro del aula. Te vamos a comentar los problemas y las posibles soluciones.

Un estudiante no tiene su libro en clase

Una consecuencia apropiada sería que el estudiante no tiene un libro de texto durante la lección del día. No sería adecuado que el maestro le da al estudiante un libro de texto para que lo use saber por qué no ha traído el suyo.

Si se requieren libros de texto en clase a diario, es importante que los estudiantes recuerden traerlos. Los libros de texto presentan un problema diferente a los suministros básicos como lápices, papel o calculadoras, que generalmente son económicos, a menudo se proporcionan como parte del presupuesto del aula y son fáciles de prestar o dar a los estudiantes que pueden haberlos olvidado.

Por el contrario, es una situación poco común en la que un maestro tenga más de un par de libros de texto adicionales en la clase. Si los estudiantes se llevan accidentalmente un texto adicional, es muy probable que el maestro lo haya perdido para siempre.

Los estudiantes contestan cuando no les toca

Cuando un estudiante contesta cuando no le toca, una consecuencia adecuada es cuando el maestro no responde a los estudiantes que gritan sin levantar la mano y no los llama… Pero sería inadecuado que el maestro permita que los alumnos respondan faltando al respeto o sin levantar la mano.

Exigir que los estudiantes levanten la mano es una parte importante del tiempo de espera y de las técnicas efectivas de enseñanza. Hacer que los estudiantes esperen de tres a cinco segundos antes de llamar a uno de ellos para que responda puede ayudar a aumentar el tiempo para pensar, el tiempo que un estudiante pasa pensando en una respuesta en lugar de simplemente dar una respuesta espontánea. Si un maestro no mantiene esta regla continuamente, es decir, hacer que los estudiantes levanten la mano y esperen a que los llamen, entonces ya no levantarán la mano en clase. El resultado será el caos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.