Una cama escondida

Ideal para dos hermanos o un niño que tenga frecuentes visitas de amigos, esta habitación diseñada por Bonbon, resulta muy práctica y al mismo tiempo moderna.

En esta ocasión se ha elegido unos colores vibrantes amarillos y verdes. Con las paredes y suelo blancos así como también el gran armario empotrado, el espacio parece más amplio y así destacan más los colores de los muebles. En primer lugar podemos ver la mesilla de noche amarillo limón que tiene una forma de líneas rectas y con cuatro ruedas. La lamparita con forma de huevo completa este rincón. En segundo plano tenemos la cama con un diseño futurista y de estructura ligera. Al fondo del dormitorio infantil hay una gran estantería con muchos y diferentes accesorios. Las puertas verdes de los estantes más pequeños son correderas para guardar y dejar al descubierto lo que más interese. Justo al lado hay un escritorio en el cual el niño podrá trabajar cómodamente. Arriba hay una litera que durante el día está totalmente escondida. En su lugar tan solo se ve un gran panel en el cual el chaval puede colocar dibujos o decorarlo a su gusto. Al llegar la noche, la cama se baja con un solo movimiento quedando el escritorio horizontal por lo que no es necesario quitar nada de encima.

La escalera permite subir y bajar con facilidad. La práctica litera tiene una barandilla acolchada para mayor seguridad del niño. La pequeña mesita auxiliar de color verde intenso, se puede utilizar tanto a un lado como a otro de la habitación pues al llevar ruedas se maneja mejor.

Toda la decoración del cuarto es bastante acogedor y con colores alegres que seguro gustará a los peques de la casa. La marca Bonbon, dispone de otros colores donde elegir como diferentes tonos de rosas para las más coquetas.

fuente: bonbon


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *