Una decoración dulce y romántica

La llegada del nuevo integrante a la familia, trae consigo un cúmulo de expectativas e ideas relacionadas a cómo será en el futuro, qué necesidades poseerá, qué miedos manifestará, etc. Todas estas emociones y sensaciones, se plasman entre otras cosas, en la decoración que elegimos para su cuarto.

Por ello, sabiendo que los bebés son, principalmente, seres de luz, transmisores de ternura y amor, es que hemos pensado para hoy, un estilo decorativo sumamente romántico, colmado de sensaciones agradables, felices esperanzadoras.

Para comenzar con esta decoración, los colores seleccionados para paredes y techo son sumamente importantes. Se sugiere que los mismos sean tonos claros: blanco, amarillo suave, rosa, celeste… etc. Esta elección es la más importante de todo el trabajo, ya que de ella dependerá el resto.

Cuando las sensaciones que se desean transmitir a través de una decoración son esencialmente dulces, se debe apelar a que todo lo que ocupe el lugar en cuestión, sea claro, con terminaciones redondeadas, agradables a la vista, que presenten cierta suavidad.

Por ello, una vez colocada la pintura sobre las paredes, se deberán seleccionar los almohadones, cortinas, muñecos y muebles, por supuesto, que ocupen el lugar. En este punto, se deberá tener presente que los mismos deben ser los justos y necesarios. Es decir, la abundancia y la escasez de objetos, boicotean una adecuada decoración.

La disposición de los mismos puede ser estructurada o aleatoria, siempre que se cubra el espacio general, es decir, que no queden baches sin cubrir.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *