Una fiesta de bautismo diferente

La ceremonia de bautismo, posee una profunda importancia dentro de la vida del bebé. Por ello, aprovechar el momento para reunir la familia y festejar por este importante sacramento de la fe cristiana, pensar en un cortejo posterior, resulta una muy buena idea.

El hecho de celebrar, no siempre requiere de grandes inversiones. Por ejemplo, tranquilamente la familia puede reunirse y celebrar a través de un festejo humilde y sencillo, que no requiera de grandes inversiones monetarias.

La decoración, también ha de ser sencilla. Uno de los ítems a tener presentes en un festejo de bautismo, es que debe utilizarse colores relacionados al mismo o afines, es decir, amarillo y blanco es una buena opción (a decir verdad, la mejor).

Una posibilidad es aplicar globos y guirnaldas, aunque éstas sean de papel o tela. Para que las mismas queden agradables a la vista, se debe tener presente la totalidad de la superficie a cubrir y la forma que la misma posee.

La idea no es tapar las paredes y muros en su totalidad, sino que los mismos queden ornamentados. Los ramilletes de globos pueden colocarse a una distancia determinada, unidos por las guirnaldas antes mencionadas.

Para completar la decoración, colocar manteles amarillos y blancos y cortinados en los mismos colores.

¡Ah! Un detalle decisivo es la torta o pastel de bautismo, el cual deberá ocupar un lugar exclusivo y privilegiado en la fiesta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *