Una habitación de cuento

Una buena idea de decoración, es aquella que apunte a lo temático. Pero dentro de las ambientaciones temáticas, existen algunas que precisamente son puntuales. Es decir, se sustentan sobre un cuento, una canción, un dibujo, un color, etc.

Desde niños es común que nuestros padres nos hayan leído cuentos, cantado canciones o inventado historias. A su vez, cuando la vida pasa y somos nosotros quienes debemos ser padres, reiteramos la historia, cantamos aquella vieja canción o recitamos casi de memoria el cuento.

Por ello, estas fuentes de inspiración pueden ser aprovechadas al máximo por los padres, para decorar el cuarto del bebé. De esta manera, un cuento de cada noche se verá graficado en las paredes; una canción, sonará con el complemento de los adornos y así con muchas otras ideas.

Lo primero que se debe hacer, es seleccionar exactamente el tema sobre el cual rondará la historia. Luego, de ese mismo tema se deberán extraer las ideas principales. Es decir, aquellas palabras, figuras, imágenes, etc… que resuman la idea que deseamos plasmar en la decoración.

De esta forma, la historia va tomando cuerpo. Es decir, si vamos a seleccionar, por ejemplo, el cuento de Caperucita Roja, podemos relatarlo por etapas, en las distintas paredes. El comienzo deberá estar enfrentado al lugar donde se ubicará la cuna del niño, para que éste lo encuentre con facilidad.

Otra opción, es en el caso de elegir una canción, tomar como personaje principal al personaje del cual hable su letra. Luego, se seleccionarán las partes más llamativas de la misma, para compactar el argumento.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *