Una investigación reciente afirma que el método canguro reduce la mortalidad en prematuros

Prematuros piel con piel

¿Habéis oído hablar del método canguro? muchas y muchos de vosotros seguro que sí: consiste en proporcionar cuidados a los bebés prematuros mediante el contacto ‘piel con piel’. En muchos lugares del mundo no existían las incubadoras en los años 70, cuando este ‘método’ empezó a ser reivindicado. En realidad, las madres desean acoger sobre su cuerpo al bebé recién nacido, para el pequeño es lo mejor, y con más razón en el caso de los prematuros; permite la lactancia materna a demanda, y es más fácil que el cuerpo regule la temperatura.

Un nuevo análisis (publicado en Pediatrics) acaba de convertir en evidencia que puede reducir la mortalidad hasta en un 36 por ciento; también se ha observado que los episodios de infección o sepsis se reducen considerablemente (en una cifra cercana al 50 %); además es posible influir en la regulación de los niveles de azúcar en sangre, ¡y todo sin la intervención de herramientas tecnológicas sofisticadas! El trabajo se llama “Kangaroo mother care and neonata outcomes: a meta analysis”, y los datos provienen de 124 estudios en varios países. La investigadora principal es la doctora Grace Chan, de la Facultad de Harvard / Hospital Pediátrico de Boston.

Prematuros piel con piel2

El contacto piel con piel ya está muy extendido para bebés nacidos a término, la atención a los prematuros aún dificulta tal practica, teniendo en cuenta las ventajas mencionadas, y otra más: al permanecer junto al cuerpo de la madres, la frecuencia cardiaca se estabiliza. En ocasiones existen dudas sobre si es lo mismo con el padre que con la madre: está claro que el papá no puede amamantar, pero proporciona calor y seguridad, y fisiológicamente pueden conseguirse la mayoría de los beneficios; así que sería deseable que se fueran eliminando las reticencias y que todos los bebés nacidos antes de término pudieran ser favorecidos con el que más extensamente es conocido como ‘método madre canguro’. Muchos profesionales de la pediatría abogan porque se convierta en una práctica estandarizada: es de sentido común que si funciona, y además la evidencia le da la razón, sea conveniente empezar a sensibilizar a progenitores y personal sanitario por una mejor atención a estos bebés.

Imágenes — jdsmith1021


Categorías

El bebé

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *