Una tarde en el jardín

A partir de los tres o cuatro meses de edad, los bebés comienzan a manifestar interés por los colores vivos y fuertes. Igualmente, desde los 7 u 8 meses de edad, suelen comenzar a interactuar de manera dinámica y entretenida con los objetos de su entorno. Por ello, una buena idea es arreglar el jardín de la casa, apto para estos pequeños habitantes.

Los juegos de parque, como hamacas, tobogán, calesitas, entre otros, son muy fáciles de adquirir e instalar. Los mismos, vienen en tamaños sumamente adecuados a las edades de los bebés y se realizan en plásticos duraderos en el tiempo. Además, los mismos reúnen las medidas de prevención necesarias, para las edades de sus usuarios.

Otra buena propuesta, consiste en colocar en el jardín postas didácticas. Las mismas poseen un doble objetivo: que el niño se divierta y que a la vez, extraiga de dicha diversión algún aprendizaje positivo.

Algunas de estas postas pueden ser una pizarra con tizas; un juego de encastre gigante (como por ejemplo los que vienen incluidos en mesas  de merienda), etc.

Adaptar los espacios al aire libre para el juego y la interacción entre estos y el niño, resulta muy positivo y natural. Además de permitir al bebé relacionarse con su entorno próximo.

Más información- Exterior de juegos

Fuente- Ocio y jardín


Categorías

Entretenimiento

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *