Cómo curar un uñero en niños

Cómo curar uñeros en niños

Los uñeros en los niños pequeños, son una afección inflamatoria que puede aparecer tanto en los dedos de las manos como en los de los pies. Este trastorno, aparece en forma de enrojecimiento, sensibilidad en la zona infectada, hinchazón e incluso bolsa de pus. Puede ocurrir de una manera más frecuente en adultos, pero en los pequeños de la casa también lo hace y es importante saber cómo curar un uñero en niños.

Este tipo de afecciones no debe suponer algo de gravedad. Pero si resulta muy doloroso y si no se trata de manera adecuada, puede producirse una infección importante en la zona afectada. Los uñeros pueden denominarse también uña encarnada, u onicocriptosis. A continuación, explicaremos de una manera más detallada que es un uñero, sus causas y su tratamiento.

¿Cuáles son las causas principales de los uñeros?

causas uñero

La causa más común que puede provocar la aparición de los uñeros en los niños pequeños, es el cortarse las uñas de una manera incorrecta, dejándolas demasiado largas en los laterales o dándoles una forma equivocada. Al hacer esto, la esquina de la uña se clava en la carne lateral del dedo cuando va creciendo.

Otra de las causas asociadas a la aparición de uñeros, es llevar un calzado inadecuado que puede ser estrecho o pequeño, que haga demasiada presión en la zona de los dedos y esto, provoque que la uña se curve y se clave en la carne del dedo. Los pisotones o malas posturas a la hora de caminar, son otra de las causas más frecuentes.

En el caso de la aparición de uñas encarnadas en los dedos de los pequeños, puede relacionarse con el hecho de chuparse los dedos y desarrollar una infección a causa de los gérmenes. La contaminación de la zona afectada por la saliva, puede hacer que la infección se complique.

¿Cuáles son los síntomas de los uñeros en niños?

Sintomas uñero

muyinteresante.es

Debido a la herida que produce tener una uña encarnada en los pies o en las manos, la zona que se ve afectada comienza a volverse de un color rojo intenso. Este enrojecimiento, viene acompañado de una hinchazón y un dolor intenso. Puede verse incluso afectado el movimiento de dicha zona.

En muchas ocasiones, este enrojecimiento e hinchazón puede incluir bolsas de pus alrededor de la zona afectada, un indicio más de que existe una infección clara en el dedo del menor.

Si esta infección de la que hablamos no se trata de manera rápida, puede llegar a acabar en una infección de tipo bacteriana y que la herida se ponga mucho peor. Incluso, llegando a cambiar de color de un tono rojizo a uno marrón verdoso. Esto suele ocurrir en pocas ocasiones.

¿Cómo curar un uñero en niños?

tratamiento uñero

Siempre que observes en tu pequeño la aparición de una infección que sea leve, podrás tratarla desde casa desinfectando la uña con ayuda de agua oxigenada y sumergiendo el dedo en agua caliente con sal durante más o menos 15 minutos, este proceso deberás repetirlo entre 3 o 4 veces al día. Estos baños, ayudarán a bajar la inflamación y disminuir el dolor de la zona que esta infectada. En general, es una medida que suele tener un resultado bastante eficaz.

Si por algún casual los baños de agua tibia con sal no te dan buen resultado, puedes recurrir a otro tipo de remedios para calmar el dolor y la inflamación. Puedes probar con cremas antibióticas recetadas por el médico, pomadas, geles, ungüento, etc.

No es para nada recomendable cortar las uñas de los pequeños en forma redondeada, ni cortar cutículas o pellejos. Un mal corte, puede ser la principal causa de la aparición de uñeros. Es importante, mantener el pie o la mano seca y lo más limpio posible para así evitar que aparezcan o se extiendan bacterias.

En caso de que no puedas tratar el uñero desde casa y tengas que acudir a un especialista, es probable que este te mande un tratamiento vía oral. Además de, las medidas de higiene de las que hemos hablado. Normalmente, se suelen administrar antibióticos para los gérmenes. Recuerda, que siempre debes seguir las indicaciones de tu médico.

En los casos más extremos y en los que el personal médico dé el visto bueno, se procederá a realizar un tratamiento quirúrgico. Esto sería, una solución para acabar con la infección del pequeño.

Los uñeros que padecen tanto los bebés como los niños pequeños, suelen ser de fácil tratamiento. En la mayoría de ellos, la infección e inflamación desaparece en cuestión de días. Como siempre te decimos, es recomendable que en caso de dudas acudas o contactes con tu personal médico para una evaluación adecuada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.