Tener vacaciones de tu maternidad, ¿es posible?

Sí es posible, y no, no te estoy diciendo que dejes abandonados a tus hijos o que desaparezcas de sus vidas durante 15 días. ¡Ni muchos menos! Las ‘vacaciones’ de la maternidad pueden ser de muchas formas y lo que importa es que vayan bien contigo y con tu familia. Para una madre estresada, tener vacaciones de maternidad significa poder bañarse durante 30 minutos sin que nadie le moleste, ¡es como estar en un spa sin salir de casa! Y sin escuchar gritos…

Las vacaciones para una madre en su maternidad es algo más mental. Cuando una mujer está de baja por maternidad se da cuenta que ser madre es un trabajo no remunerado que dura todo el día durante todo el año. No hay tiempo de descansos.

Te despiertas por la mañana sabiendo que debes dar todo de ti para poder criar a los hijos. Ser madre (y sobre todo madre primeriza) requiere de un esfuerzo constante a un ritmo extenuante. Los fines de semana pueden parecer muy largos y los lunes puedes estar incluso más cansada que los viernes por la tarde.

Es necesario tener una vida bien organizada y con buenas estructuras para poder llegar a todo. No te puedes alejar físicamente de tus hijos, por eso apartar la mente de todo el trabajo emocional que requiere ser madre es complicado. Incluso si puedes contratar a una niñera para tener una tarde para ti, seguirás siendo madre, porque serlo es algo que dura toda la vida. Si quieres salir con tu pareja por la noche y dejar a tus hijos al cuidado de alguien de confianza también requiere de organización, preparación y anticipación a los posibles contratiempos.

La maternidad es intensa

Con o son bebés en tu vida, ser madre es muy intenso. Los niños también requieren atención constante y equilibrar la maternidad con el trabajo y con tu vida en general, es difícil, aunque no imposible, por supuesto. Pero cuando notas que el cansancio está pudiendo contigo y que llevas demasiado tiempo de mal humor e incluso con ansiedad, es porque tu cuerpo y tu mente te están diciendo que necesitas ‘vacaciones’ urgentemente.

Esto no significa que debas coger un tren y marcharte lejos, ni tampoco tomar el primer avión para irte a una isla paradisíaca sola. No, no tiene nada que ver. Tienes unas obligaciones como madre que debes cumplir diariamente. Pero debes tener un descanso mental por tu propio bien, y aunque no lo creas, también por tus hijos. Ellos merecen a una madre descansada, contenta y feliz, porque así es cómo podrás criarles de la mejor forma posible.

Una manera de empezar a hacerlo es disminuir las expectativas que tienes contigo misma y permitir que tu pareja u otros familiares tomen el relevo de vez en cuando. Libera tu tiempo y tu cerebro para pode recargar las pilas. Si sientes que necesitas una vacaciones pero no puedes irte a ningún sitio, no te preocupes, hay formas de conseguirlo para que vuelvas a equilibrar tu ser interior y que tu bienestar emocional no se vea perjudicado.

Cómo tener una vacaciones en tu maternidad

Explica a tu familia cómo estás y pide ayuda

Puedes explicarle a tu pareja que tendrá que poner más de su parte, organizad el tiempo de forma que ambos tengáis unas responsabilidades en el hogar y que podáis hacer para mejorar la conciencia en familia y que tú no te cargues con todo del hogar. Por ejemplo, le puedes pedir a tu pareja que sea él quien haga la comida algunos días a la semana o que vaya a la tienda a comprar la comida que hace falta de la semana.

En ocasiones, solo tener un descanso de tus responsabilidades diarias (aunque no sea de todas ellas) te puede venir bien para desconectar y tener algo de tiempo para recargarte emocionalmente.

Tener tiempo de descanso

Puedes escoger una tarde para irte a casa de tu madre si tienes posibilidad de hacerlo y así disfrutar de tu tiempo con tu familia. Puedes escoger una tarde para recolectar con tu familia y así, al volver al casa podrás tener toda esa energía que habías desgastado durante la semana. Sentirás que cuidan de ti en lugar de estar tú todo el tiempo cuidando de otros. ¡Esto no puede sentar mal a nadie!

Piensa en un momento cuando los niños están en la escuela

Si por la mañana no trabajar puedes escoger un ratito mientras los pequeños están en la escuela para hacer algo que te gusta y que te hace sentir bien. Puede ser leer, hacer ejercicio o simplemente sentarte delante del televisor viendo las noticias y poder escucharlas tranquilamente. Quien convive con niños sabe que ver la televisión o tener una conversación con otros adultos es toda una utopía.

Si trabajas por las mañanas, puedes escoger un momento en que tus hijos estén en alguna actividad extra escolar o cuando duermen la siesta. El tiempo en silencio para ti es muy importante. Piensa solo cuándo puedes encontrar ese ratito de desconexión mental. En muchos casos es cuando los niños ya están en la cama.

Prioriza las cosas que son realmente importantes

También es necesario que aprendas a priorizar qué es lo que tienes que hacer hoy porque no puede esperar y lo que puedes dejar para mañana. Es necesario que esto lo hagas porque si intentas hacer más cosas de las que realmente puedes hacer, solo te agobiarás pensando en todo lo que te queda por hacer y te frustrarás por no haber llegado a todo después de un día duro de no parar.

En este sentido, también es buena idea que apuntes todo los que priorizas para hacer y lo que no es tan importante. Tachar las cosas que vas haciendo te aportará cierta satisfacción y te sentirás mejor.

No juzgues lo que se hace cuando no estás

Es posible que cuando no estés delante de las cosas porque estés descansando no juzgues lo que hacen cuando tú no estás. Por ejemplo, si estás en la bañera y tu pareja toma el relevo con tus hijos y le da una merienda sin consultarte, no le critiques después eso si antes no habíais acordado cuál era la merienda para darles a tus hijos. Tu pareja también sabe hacer las cosas bien, aunque no sean a tu manera.

Y por supuesto, no te sientas culpable por necesitar un descanso mental.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.