Vacunación infantil

Las vacunas son soluciones que contienen proteínas con capacidad antigénica, similar a la de diversos virus y bacterias, pero sin capacidad de producir la infección de los mismos.

Al ser administradas a las personas, generan la producción de anticuerpos, como si hubieran pasado la infección, consiguiendo la inmunidad o preparando el sistema inmunitario en caso de contacto con el virus.

Existen varias formas de administrar las vacunas, que son por vía oral, subcutánea o intramuscular. Cuando se administra de cualquiera de las formas nuestro cuerpo reacciona haciendo anticuerpo contra la enfermedad, por lo que si más adelante nos ponemos en contacto con ésta ya estaremos protegidos contra ella. Así que desde el nacimiento hasta los 14 hasta los 16 años todos los niños deben vacunarse para evitar enfermedades y sus consecuencias.

Sanidad dispone actualmente un programa con 10 enfermedades a las que hay que hacer frente desde bien pequeños: Difteria, Tétanos, Tos ferina, Haemophilus influenzae tipo b, Hepatitis B, Meningococo C, Poliomielitis, Sarampión, Varicela, Neumococo, Paperas y Rubéola. Si tienes acceso a internet visita esta página web www.portalfarma.com para ver que vacunas y en orden le tocan a tu bebé según tu comunidad autónoma.

La duración de las vacunas suele durar toda la vida; lo contrario ocurre con su reacción, pues suele ser local y durar unos días, siendo lo más común la fiebre y normalmente moderada.

Las vacunas protegen a tu hijo de enfermedades graves e incluso mortales, no dejes de vacunar a tu hijo cuando le toque, no dejes que se exponga, porque a veces incluso no hay ni tratamiento para tales enfermedades si se contraen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *