Vacunar a los bebés podría ayudar a prevenir la muerte súbita

Vacunar a los bebés podría ayudar a prevenir la muerte súbita

Vacunar a los bebés podría ayudar a protegerlos bebés contra la muerte súbita, según ha publicado un estudio recientemente. Los investigadores hicieron este sorprendente descubrimiento  después de realizar un estudio sobre las afirmaciones de que las vacunas  podrían estar relacionadas con el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Las tasas de mortalidad infantil en bebés menores de 6 meses han caído drásticamente en los últimos años. Esto se cree que es debido a los nuevos consejos sobre cómo  deben dormir los bebés. Pero ocho bebés a la semana son víctimas de muerte súbita en el Reino Unido, país donde se ha realizado este estudio,  y sigue siendo la principal causa de muerte en niños mayores de un mes de edad. 

Desde 1990, los bebés recibieron sus primeras vacunas contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis y la tos ferina a los dos, a los  tres y cuatro meses de edad en el Reino Unido. Esta es la edad en que se producen la mayoría de los casos de muerte súbita, hecho que provocó la preocupación de que las vacunas podrían desencadenar la enfermedad.

Investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) estudiaron los casos de muerte súbita entre más de 470.000 bebés nacidos en cinco regiones de Inglaterra entre 1993 y 1996. Entrevistaron a 303 padres cuyos hijos habían muerto a causa del síndrome de muerte súbita del lactante y compararon sus niveles de vacunación respecto a otros bebés sanos. La mitad de los niños que habían muerto de muerte súbita había iniciado o completado el programa de vacunación, en comparación con dos tercios de los bebés vivos. Entre los niños de tres o más meses, el 79% de las víctimas de muerte súbito  habían sido vacunados, en comparación con el 93% de los niños sanos.

Las diferencias en los niveles de inmunización se observaron en todos los diferentes grupos de edad y fueron significativas incluso después de tener en cuenta factores tales como la enfermedad temprana, bajo peso al nacer y el nacimiento prematuro.

El autor del informe, el profesor Peter Fleming, dijo que más de un tercio de los casos de muerte súbita en el estudio se produjo entre las edades de dos y cuatro meses, cuando los bebés estaban recibiendo sus primeras vacunas. Según Fleming, este estudio sugiere que la vacunación temprana no solo no es un factor que ayuda a la muerte súbita, sino que la inmunización temprana protege a los bebés de este síndrome.

Imagen – Department of Foreign Affairs and Trade


Categorías

Salud

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *