Vacunar de gripe a un niño en plena pandemia por COVID-19


Sin duda cualquier circunstancia que ocurra este otoño invierno hay que pasarla por el filtro de la pandemia. Nos referimos a que esto mismo está ocurriendo con la vacuna de la gripe y las recomendaciones que se deben seguir para ponérsela a los más pequeño. Cada año el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría publica al inicio de la época otoñal sus recomendaciones, de las que te hacemos un resumen.

No obstante, y estando este comité a favor de la vacunación antigripal, entiende que esta medida debe tomarse de acuerdo con las recomendaciones oficiales de las autoridades de salud pública, porque es prioritario garantizar el abastecimiento de vacunas para las personas mayores y los grupos de riesgo de infección grave por gripe y SARS-CoV-2.

Recomendaciones para vacunar a los niños de gripe

Vacunas infantiles

Seguro que tienes en la cabeza los principales síntomas de la gripe: fiebre, tos, mocos, dolor de garganta, así como dolores musculares y de cabeza. Algunos de estos síntomas también vienen provocados por la COVID-19, lo que puede causar alarma en muchas familias. Al igual que el coronavirus, a esto hay que sumar que se trata de una enfermedad infecciosa muy contagiosa, que en los casos más graves se asocia a dificultades respiratoria o neumonía.

La Asociación Española de Pediatría considera indicado vacunar de gripe en los siguientes casos:

  • Niños desde los 6 meses de edad y adolescentes con enfermedades de base que supongan un riesgo aumentado de padecer complicaciones de la gripe.
  • Niños a partir de los 6 meses que convivan con pacientes de riesgo.
  • Personas que conviven con menores de 6 meses.
  • Todos los profesionales sanitarios.
  • Embarazadas, tanto para su protección como para la del feto.

Vacunar de gripe a los niños mayores de 6 meses, no incluidos en grupos de riesgo es una medida recomendable, ya que esta práctica preventiva proporciona al niño protección individual y favorece la protección familiar y comunitaria. La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), recomienda la vacunación universal de la gripe a partir de los 6 meses ante la coincidencia con la COVID-19 este invierno.

¿Cómo y dónde se administra la vacuna antigripal?

Vacuna de gripe

La vacuna de la gripe hay que ponérsela todos los años, porque los virus cambian y hay que adaptar la vacuna. Los niños entre 6 meses y 8 años de edad, el primer año que se vacunan necesitan 2 dosis, separadas, al menos, de 4 semanas. A partir del primer año, el resto de años es una dosis anual. Niños y niñas a partir de los 9 años y adolescentes, siempre 1 dosis por temporada, aunque sea la primera vez que se la ponen. Se aplica pinchándola en el muslo o en el brazo, según la edad.

En cuanto al dónde, la situación generada por la pandemia ha obligado a ciertos reajustes en el sistema sanitario. Administrar las vacunas de la gripe es competencia de las comunidades autónomas. Cada una ha establecido sus propios sistemas de cita previa en los centros de Atención Primaria.

Pero también ha habido cambios, por ejemplo, en Granada, antes las familias con hijos en edad escolar veían como los sanitarios llegaban a las escuelas y se ponían allí las vacunas. Pero este año la inmunización de los pequeños se está haciendo en los centros de salud.

¿Hay relación entre la vacuna de la gripe y la COVID-19?

En ciertos medios de comunicación apareció en junio una noticia que hacía relación a un estudio: Posible causa de la pandemia por coronavirus. Interferencia inmunológica entre el Polysorbato 80 de la vacuna antigripal adyuvada y el SARS-CoV-2, en el que se sugería que la vacuna antigripal podría interferir en la respuesta inmunitaria frente al coronavirus.

Desde la Sociedad Española de Inmunología, su presidente, subrayó en distintos medios que no existe ninguna evidencia científica que avale la relación de la vacunación de gripe y la infección causada por el SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19.

Algunas de las críticas que se hacen al estudio desde la comunidad científica es que plantean una serie de suposiciones que no se comprueban, falta el análisis estadístico, criterios de selección de grupos de estudio. Estas cuestiones y otras hacen que no se considere un estudio científico fiable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.