Vapor contra la congestión nasal

Aún recuerdo una noche en la que mi bebé se despertó con la nariz congestionada, tan solo tenía días, lloraba desconsoladamente porque no podía respirar y, evidentemente, sonarle la nariz no era una opción. Aún no había comprado el aspirador nasal así que ¿Qué podía hacerle?.

De repente recordé los vahos que mi abuela me obligaba a hacer cuando era pequeña, a pesar de que a mí me molestaba muchísimo hacerlo, pero realmente aliviaban. A un bebé no podemos decirle que haga vahos y también le molestaría si intentásemos ayudarle nosotros a hacerlo, pero existen otras formas de usar el vapor para aliviarle la congestión nasal.

Usar vaporizadores

Una de estas formas es utilizando un vaporizador o un humidificador, puedes colocarlos en la habitación de tu pequeño mientras duerme o cuando juega en su habitación. Recuerda que debes limpiarlos cada tres días para evitar que el moho se acumule.

Otras opciones

Si no quieres usar un vaporizador o humidificador o en el momento que lo necesitas, no lo tienes, no te preocupes, tenemos otras opciones. Una de ellas es darle un baño dejando que juegue un rato en la bañera (contigo a su lado si aún no tiene edad como para quedarse solo).

Si no es hora para un baño o tu bebé aún es demasiado pequeño como para pasar demasiado tiempo en la bañera (en mi caso se cumplían ambas cosas) puedes simplemente irte al cuarto de baño y abrir el agua caliente, cubre el bajo de la puerta con una toalla para que se acumule el vapor y quédate un rato con él. A mí me funcionó y en un ratito pudimos volver a dormir tranquilos, pero recuerda tener cuidado a la hora de salir del baño. Cierra el agua caliente y espera un rato más para que baje la temperatura, un cambio brusco podría ser perjudicial.

Más información – Cómo descongestionar la nariz del bebé

Foto – Baby mink blog


Categorías

Salud

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *