Vapores de eucalipto para bebés

Vapores de eucalipto para bebés

Aunque lo más frecuente es que los resfriados aparezcan en épocas de bajas temperaturas como el otoño o el invierno, es posible padecerlos a lo largo de todo el año, especialmente en el caso de los bebés y los niños más pequeños. Los catarros y resfriados comunes no se pueden curar con medicación, puesto que están causados por un virus.

Por lo qué, es necesario buscar remedios caseros y naturales para poder ayudar al niño a mitigar los efectos del catarro, como es la tos, la congestión nasal, el estornudo o el exceso de mocos. Los vapores de eucalipto se utilizan desde tiempos inmemoriales, y no en vano ya que son muchas las propiedades curativas de esta aromática planta. Veamos cómo puedes utilizarla para ayudar a tu bebé cuando esté resfriado y tenga problemas para respirar.

Remedios naturales para el resfriado en bebés

Los síntomas del resfriado o del catarro común no son graves, en la mayoría de los casos, aunque sí muy molestos. Especialmente para los bebés y los niños más pequeños, que aún no son conscientes de cuál es el motivo de su incomodidad y por lo tanto, no tienen capacidad para gestionarlos independientemente. Entre estos síntomas tan molestos, están la tos o la dificultad para respirar producida por la infección respiratoria.

Uno de los remedios caseros más eficaces es el lavado nasal, una técnica sencilla que puedes realizar con una solución preparada que se vende en farmacias. Aunque también puedes preparar tu misma una solución salina para esta tarea, mucho más económica y muy fácil de hacer. En este enlace te dejamos la receta y algunos consejos para su utilización en bebés.

lavado nasal en niños

Vapores de eucalipto para bebés

El eucalipto es una planta medicinal que cuenta con diferentes propiedades curativas. Una de las más conocidas es la de aliviar la congestión y los problemas respiratorios en general. En personas adultas, puede utilizarse de diversas formas, pero en bebés es importante tener algunas precauciones.

La principal y más importante es que no se recomienda en bebés menores de dos años. En el caso de que tu bebé padezca muchos resfriados y problemas respiratorios, consulta con el pediatra para obtener el mejor remedio adecuado a su edad.

Para bebés mayores de dos años, puedes aumentar ligeramente la humedad de la estancia para facilitar la respiración y el descanso del pequeño. Eso sí, siempre con mucho cuidado de no producir exceso de humedad ni utilizar altas temperaturas que puedan resultar peligrosas para el pequeño.

El método más sencillo es utilizar un vaporizador o humidificador para el cuarto del bebé. Añade unas gotas de esencia de eucalipto en el difusor y colócalo en el cuarto una hora antes de que el pequeño vaya a dormir en esa estancia. Asegúrate de limpiar muy bien el aparato para evitar la proliferación de bacterias y hongos, que pueden resultar muy peligrosas para la salud del pequeño.

Si no tienes acceso a un aparato específico, siempre puedes utilizar un método casero. Solo necesitas calentar agua en una cazuela y añadir eucalipto, deja la olla en un lugar seguro para evitar posibles accidentes con tu bebé o animales domésticos si es que los tienes.

Aceite de eucalipto casero

También puedes hacer un aceite natural de eucalipto, solo tienes que hervir unas hojas de esta planta y colar el resultado. Una vez que esté templado, a una temperatura adecuada para el pequeño, puedes aplicarlo directamente por el pecho del bebé y por su espalda. De esta forma, el pequeño podrá inhalar los vapores del eucalipto mientras duerme y esto le ayudará a dormir mucho mejor.

Una vez que el niño sea más grande, podrá realizar vahos con el eucalipto para mejorar su respiración. Aunque es importante esperar a que el niño tenga edad suficiente para hacerlo sin peligro.

Recuerda no utilizar estos remedios caseros con eucalipto en tu bebé si es menor de dos años, ya que podrían resultar peligrosas. Antes de usar el eucalipto o cualquier otro remedio natural, consulta con su pediatra para asegurarte de que puedes hacerlo sin riesgos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.