Ventajas e inconvenientes de que los niños crezcan en una ciudad

nenes en la ciudad

Son muchos los niños que crecen en grandes ciudades y que para sus padres es la mejor opción sin duda, pero para otros quizá que viven en las ciudades, añoran vivir en la tranquilidad de los pueblos o del campo. Pero como todo, vivir en una ciudad tiene ventajas, pero también se pueden encontrar inconvenientes. Dependerá del estilo de vida que tengas y de la educación que quieras transmitir a tus hijos el que te quedes en una ciudad para criar a tus pequeños o no.

La sabiduría popular nos dice que para criar niños felices se necesita una casa grande, césped, un patio, una sala de juegos y mucho más… Un barrio tranquilo, un buen coche y tiempo para viajar. Es decir, se necesita una calidad de vida que las grandes ciudades difícilmente te pueden proporcionar, entre otras cosas porque vivir en las ciudades es bastante más caro que en los pueblos.

Pero la realidad es que para que los niños sea felices no necesitan tantas cosas materiales, lo que necesitan es que sus padres y sus familiares estén a su lado, les quieran y pasen tiempo de calidad junto a ellos. Son muchas las familias que optan por criar a sus hijos en centros urbanos, en zonas de ciudades llenas de gente. Personas que crecieron en ciudades se mudan a los pueblos para criar a sus hijos porque se dan cuenta que hay menos delincuencia, hay mejores escuelas y una vida con más calidad, pero en las ciudades no es todo tan malo porque esto también empieza a cambiar en las ciudades.

Poco a poco, las ciudades se están convirtiendo también en lugares seguros, con buenas escuelas, parques y zonas verdes donde poder disfrutar con los hijos y una gran cantidad de opciones que los pueblos no tienen ni pueden ofrecer.

Ventajas de criar a los hijos en una ciudad

Mucha cultura al alcance

Si vives en una gran ciudad es probable que tengas a tu alcance de forma mucho más sencilla buenos accesos a servicios culturales, podrás acudir al teatro, acudir a museos, salas de cine, conocer la historia de la ciudad… Lo mejor es que muchas de las actividades culturales en las ciudades tienen un bajo coste o son totalmente gratuitas. Cuando los niños son pequeños esto no se aprecia, pero a medida que se hacen mayores es importante tener todas las opciones de la ciudad cultural al alcance. Solo se necesita un pequeño paseo en autobús para llegar a cualquier sitio.

nenes en la ciudad

Se tarda menos en llegar a cualquier lugar

Cuando vives apartado de la ciudad y tienes que ir al hospital o a cualquier servicio que no está en el pueblo, tardarás mucho en llegar, sobre todo si no tienes vehículo propio y las combinaciones de transporte no son muy buenos (que siempre son peores cuanto más lejos estés de la ciudad). Pero si vives en la ciudad todo esto quedará en el olvido porque podrás estar cerca de cualquier lugar con un paseo en autobús o 10 minutos de taxi.

Además, cuando los niños son más mayores y ya pasan de los 12 años, como las combinaciones de transporte público en las ciudades suelen ser bastante eficaces, pueden permitir que sus hijos viajen de forma autónoma.

Tendrán una mente más abierta al mundo

Vivir en un pueblo hace que los niños y niñas tengan una visión más cerrada de la vida, porque no ven ni viven suficientes experiencias. La gente de las ciudades viven y trabajan en ellas, los niños llegan a conocer a personas con muchas experiencias en sus vidas y puede aumentar su compasión y tolerancia hacia los demás. Los niños que crecen en ciudades están expuestos a muchas personas diferentes y de diferentes lugares, algo que sin duda les hará crecer internamente.

nenes en la ciudad

Lecciones de vida

Es terrible tener que explicar a un niño por qué hay personas sin hogar que duermen en la calle, pero también hay oportunidades para el aprendizaje y el crecimiento, así como muchas oportunidades para ser voluntario y ofrecer ayuda real a personas que no se conocen. Se pueden realizar voluntariados en los bancos de alimentos o en los refugios. 

Hay personas que viven en pequeños pueblos o en el campo, donde crecen conociendo la vida de las personas de su alrededor, sin ver más allá. Incluso hay personas que crecen sin saber que hay gente pobre o niños necesitados. En las ciudades se pueden ver muchos tipos de personas y esto hace que los niños tengan una mayor comprensión acerca del mundo y del lugar que ellos ocupan o que quieren ocupar en él.

Más tiempo en familia

Igual piensas que al vivir en un pueblo se tiene más tiempo para vivir en familia al haber más calidad de vida. Pero la realidad es que si se trabaja fuera del pueblo se tardará más tiempo en ir al trabajo y en volver a casa, por lo que se tiene menos tiempo real para estar en familia y disfrutar de los hijos.

En cambio, las familias que viven y trabajan en la ciudad pasan menos tiempo en el camino para ir y volver del trabajo. Esto significa que podrán tener más tiempo para jugar, para hacer la tarea con sus hijos o para estar con los niños. Incluso pueden tener servicios tan cerca de casa que no tengan que perder demasiado tiempo para ir a un lugar o a otro.

nenes en la ciudad

Desventajas de vivir en la ciudad

Aunque como en todo, también pueden haber desventajas de vivir en una ciudad y es buena idea señalarlas para que puedas decidir si vivir en una ciudad es la mejor opción o no para la crianza de tus hijos.

  • Más contaminación en el ambiente
  • Es más caro para vivir y se necesitará más dinero a final de mes
  • Hay más peligros alrededor, como delincuencia o accidentes
  • Las viviendas son más pequeñas porque tienen que dar cabida a más número de personas
  • Los impuestos son más caros
  • Demasiadas personas alrededor también aumentan las probabilidades de que hayan malentendidos con otras personas
  • Los niños tienen menos libertad cuando son pequeños para pasar tiempo jugando con sus amigos en la calle

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *