Ventajas y desventajas de esperar 1 o 2 años para tener más hijos

el cabello en el embarazo

No existe una edad “ideal” que deba haber entre los hijos a la hora de espaciar los embarazos para que se lleven más o menos edad, pero sí es cierto que cuando se tiene el primer hijo y se piensa en tener el segundo, se suelen pensar algunos aspectos sobre la edad para tener en cuenta. Y es que si sabes que vas a tener más hijos, puedes decidir cuándo empezar a buscar el segundo o el tercer hijo. 

Pero tener un nuevo bebé es una gran decisión que no se debe tomar a la ligera. Hay muchas ventajas y desventajas en cuanto al espaciamiento de edad en los hijos y hay que tenerlo en cuenta. Tener los hijos demasiado cerca puede tener cosas buenas y no tan buenas, y tenerlos demasiado separados también, ¿quieres saber los pros y los contras del espaciamiento de edad en los hijos?

Cuando se llevan un año

Cuando los hijos se llevan tan poco tiempo pueden convertirse en muy bueno amigos ya que están muy cercanos en edad, pero esperar tan poco entre un embarazo y otro puede ser difícil para ti.

Ventajas

Irá todo más coordinado

Es posible que en los dos primeros años cuando tus dos hijos son menores de dos años puedas ser toda una máquina que desafía a las horas sin dormir y a un cambio de pañal rápido, el baño y otras tareas las puedes hacer con los dos bebés al mismo tiempo porque las rutinas para ambos serán las mismas. En este sentido, podrás encontrar más tiempo para realizar otras tareas. 

El mayor no notará mucho el cambio

Si tu hijo de un año tiene un hermanito no notará tanto el cambio y seguramente no se sentirá demasiado molesto por la llegada. Es demasiado joven como para entender completamente qué significa la llegada de otro hermano por lo que no habrá problemas de celos ni rechazo.

pies-de-un-bebe (Copy)

Tus hijos tendrán una relación estrecha

Es muy probable que tus hijos tengan una relación estrecha gracias a la corta edad que les separa. Si bien es cierto que pueden haber más peleas, también estarán más cerca emocionalmente y compartirán amigos, juegos e incluso actividades de ocio.

Desventajas

Es difícil para tu cuerpo

Tener otro hijo puede ser bastante complicado para tu cuerpo, porque quizá no se haya recuperado por completo. Tus niveles de hierro y calcio pueden agotarse y además podrías sufrir una anemia prenatal o sentirse extremadamente cansada e incluso en mal estado. Además, si te quedas embarazada antes de que pase el año es posible que tu segundo hijo nazca de forma prematura y puedes tener más probabilidades de desarrollar depresión postparto después de tu segundo hijo. Lo ideal es esperar 18 meses entre un embarazo y otro.

El cansancio

Estarás cansada porque tener dos bebés en casa es mucho trabajo. Es posible que tengas un hijo exigente que aún tenga muchas necesidades que satisfacer. Las noches sin dormir, los pañales, la lactancia materna y todo en general te harán sentirte muy cansada.

Deberás dividir tu atención

Deberás intentar nutrir el vínculo madre-bebé con ambos al mismo tiempo, porque ambos tendrán menos de dos años y necesitan que el vínculo contigo se potencie cada día para poder sentirse seguros.

Cuando se llevan dos años

En este punto tus hijos todavía están suficientemente cerca en edad para poder compartir intereses y tiempo entre ellos. Además habrás podido esperar un poco más entre ambos embarazos por lo que será más fácil para ti. Dicen que los dos años es la edad ideal, pero la realidad es que dependerá de los valores de los padres y del momento en que se encuentren. A veces, hay que tener en cuenta otros aspectos como los financieros o el espacio en el hogar.

Razones para evitar ruidos intensos durante el embarazo

Ventajas

Tu cuerpo ya está listo

Cuando han pasado dos años después de haber tenido a tu primer bebé, tu cuerpo ya estará preparado para el próximo embarazo. Además, de estar recuperada del todo te sentirás con fuerzas para afrontar un nuevo embarazo.

Menos complicaciones en el embarazo

Cuando esperas dos años para tener otro bebé existen menos complicaciones durante el embarazo. Como te he apuntado más arriba, lo ideal es esperar 18 meses entre embarazos ya que reduce el riesgo de que tu hijo menor sea prematuro o que tenga bajo peso al nacer (sobre todo si tú tienes más de 35 años).

No has olvidado los cuidados de un bebé

Además, aunque no cuides a tu primer hijo como un bebé no has olvidado los conceptos básicos que necesita un recién nacido para sus cuidados, por lo que sentirás total confianza en ti misma para poder cuidar adecuadamente a tu siguiente bebé.

Desventajas

Los celos entre hermanos

A esta edad, tu primer hijo ya habría pasado los dos años y muy probablemente puede sentir grandes celos del bebé. La rivalidad puede ser grande porque él exige ser el centro del hogar y deberá compartirlo con el bebé recién llegado, algo que sin duda puede que le cueste asimilar. Para que esto no ocurra deberás incluir a tu primogénito en el embarazo y cuando llegue el bebé será importante que no se sienta desplazado ni un segundo.

el cabello en el embarazo

Tu primogénito puede comportarse mal

Es posible que con la llegada de “los terribles dos años” y al mismo tiempo del nuevo hermanito, tengas a un hijo mayor algo rebelde, que se enfada y que tiene rabietas a menudo. Además es probable que se vuelva más exigente y desafiante hacia ti en cuanto llegue el hermano menor. 

El hermano mayor puede tener regresiones

En ocasiones cuando un niño tiene dos años y llega un bebé a casa, puede experimentar regresiones e imitar la conducta bebé de su hermano (chuparse el dedo, querer chupete, accidentes de esfínteres, lenguaje infantil, lloros innecesarios, etc.).

Puede ser todo un poco caótico

Con la llegada del nuevo bebé y con los dos años de edad en tu primer hijo, es posible que encasa exista bastante de estrés, caos y falta de armonía en tu hogar. Deberás tener tiempo para relajarte aunque sean 10 minutos al día por tu buena salud mental, y si debes pedir ayuda hazlo.

 


2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    ¡Ay que recuerdos! 🙂

    Mis hijos se llevan 28 meses y leo los inconvenientes, y te tengo que dar la razón: hemos pasado por regresiones, celos, caos… falta de brazos… En cuanto a las ventajas, en mi caso no han sido relevantes, y han resultado imperceptibles (aunque tengo amigos con hijos llevándose también 2 años en los que no ha sido así). Si que destaco cosas muy bonitas como haber hecho cientos de cosas juntos, porque ese tiempo apenas es nada, y ha sido posible compartir actividades durante muchos años.

    Estoy encantadísima con mis hijos, y no haría lo que he hecho de forma diferente, porque el camino que les ha llevado a mi vida es el único válido. Eso sí: cuando alguien me pregunta mi opinión, afirmo sin dudar “¡6 o más añoooooooooos!”, porque es la diferencia de edad que – a mi parecer – garantiza una crianza reposada, y poder atender a cada uno como se merece, es mi opinión, desde luego.

    Lo que pasa es que el que pregunta ya tiene su idea hecha, por eso este post de pros / contras está muy bien.

    Saludos,

  2.   Maria Jose Roldan dijo

    Muchas gracias Macarena por contarnos tu experiencia 🙂 Aunque yo creo que 6 años quizá sea demasiado (para los pequeños, para los padres seguramente sea lo perfecto jeje) Un abrazo!

Escribe un comentario