Ventajas y desventajas que tiene para los niños vivir en un pueblo

pueblo

Son muchas las familias que deciden vivir en un pueblo porque es más tranquilo, porque hay más paisajes llenos de naturaleza y quizá también, porque es más económico que vivir en plena ciudad. Parece que vivir en un pueblo son todo ventajas, pero cuando se tiene un hijo al que debes criar y educar en las escuelas de la zona y rodeado de personas que han vivido siempre en un pueblo, ¿realmente tiene ventajas o desventajas? ¿O quizá las dos cosas?

También hay personas que deciden vivir en los pueblos porque piensan que son más seguros que las ciudades, pero también es cierto que hay personas que prefieren vivir en las ciudades. La realidad es que es una decisión muy personal que se deben tomar en familia, pensando en los pros y contras que puede tener el vivir en un pueblo. Si te gusta la idea de vivir en un pueblo, descubre las ventajas y las desventajas que tiene para los niños vivir en un pueblo. 

Ventajas de la vida en un pueblo

Como todo en la vida, vivir en un pueblo también puede tener grandes ventajas, y esto es necesario tenerlo en cuenta para que puedas decidir dónde vivirás mejor con tu familia e hijos. La vida en los pueblos es una vida rural, llena de naturaleza y bienestar. Es deseo de muchos niños disfrutar de la naturaleza, la vida es más natural y más saludable que la vida en la ciudad que puede ser más contaminante.

Algunas de las ventajas:

  • El entorno del pueblo es tranquilo y se vive de una forma más sencilla que en la ciudad.
  • La vida en los pueblos permite a los niños vivir de forma más cercana a la naturaleza y disfrutar de bellos paisajes.
  • Podrán respirar aire más puro que en las ciudades.
  • Tendrán una mejor salud, una vida más activa y unos hábitos de vida más saludables que las personas que viven en ciudades.
  • La tranquilidad y la paz en la vida de los pueblos, dan oportunidades de reflexión y desarrollo mental, algo imposible en la vida estresante de la ciudad.
  •  La abundancia de árboles y vegetación permite que haya un ambiente más saludable de vida, por eso tus hijos pueden crecer con una mejor salud física y fuerza interna, quizá algo que en la ciudad no sería tan fácil de conseguir.
  • Los niños podrán jugar más tiempo al aire libre sin los peligros que existen en las ciudades.

 

Los pueblos como ves, tienen muchas ventajas a nivel de salud, ya que al estar más conectados con la naturaleza los pequeños pueden disfrutar más de ella y de todo lo bueno que ésta les podrá aportar.

Los niños deben jugar al aire libre todos los días

Desventajas de vivir en los pueblos

Pero vivir en los pueblos no es del todo tan bonito y también pueden tener grandes desventajas. Estas desventajas puede hacer que sospeses bien  si realmente quieres vivir en un pueblo o si por el contrario prefieres mudarte a una ciudad para la crianza de tus hijos. Algunas de las desventajas más claras de vivir en un pueblo serían las siguientes:

  • No hay tantas comodidades como en la vida en la ciudad
  • Las oportunidades en los pueblos también escasean
  • Si no tienes conocidos en un pueblo las oportunidades laborales o de éxito pueden ser también escasas
  • Pocas ventajas educativas
  • Peores oportunidades de trabajo o de menor calidad
  • La vida en un pueblo puede ser aburrida
  • Pueden haber tradiciones demasiado arraigadas o tradicionales que no compartas del todo o que no te hagan sentir del todo identificado/a
  • En los pueblos suelen haber más prejuicios y críticas entre las personas
  • Muchas personas en los pueblos malmeten en la vida de los demás porque tienen demasiado tiempo libre
  • En los pueblos suelen haber menos niños que en las ciudades y más personas mayores

 

Aunque no se puede generalizar con las desventajas y habrán pueblos mejores que otros, la realidad que las ventajas y las desventajas a la hora de vivir y criar a los niños en los pueblos están claras.

pueblo personas mayores

Sopesa los pros y los contras

Es necesario sopesar los pros y los contras para vivir en un pueblo o ciudad, porque en ocasiones no solo depende de lo comentado más arriba. Si tienes a la familia cerca es posible que prefieras vivir en un pueblo, o si puedes tener mayor calidad de vida al ser los precios más económicos en la vivienda, por ejemplo.

En ocasiones, la vida en los pueblos puede ser más aburrida, pero si tienes vehículo y estás relativamente cerca de la ciudad puedes moverte con más facilidad para vivir otras experiencias fuera del pueblo. Tus hijos podrán criarse en un ambiente tranquilo, con menos hostilidad de la que puedas encontrar en la ciudad.

Pero como hemos dicho hace un momento, no se puede generalizar. Si quieres vivir en un pueblo, deberás informarte bien de cómo es el pueblo, de la educación que tiene en sus escuelas, de cómo son las personas, de los servicios que tiene, de las actividades que hay para que tu hijo pueda acudir. Deberás pensar y sopesar bien los pros y los contras para saber si el vivir en un pueblo realmente te compensa o si prefieres la ciudad.

Si por algún motivo tienes dudas, lo que está claro es que siempre puedes probar a vivir en un pueblo durante algunos años, ver cómo están tus hijos y si la vida y la gente de los pueblos va contigo y con tu personalidad. Comprueba si con tu presupuesto familiar podéis vivir bien en un pueblo y si disfrutáis bien de la vida.

Puede que las ciudades no sean el entorno más sano para crecer

En caso de que después de varios años, os deis cuenta de que la vida en el pueblo no es para vosotros, siempre podéis mudaros a otro lugar que os haga sentir mejor y donde pienses que tus hijos podrán crecer bien. Pero recuerda, que si quieres que tus hijos crezcan felices, aunque depende del entorno, lo que tienen en casa es lo que les hará realmente crecer y disfrutar de la vida.

Por supuesto, para poder mudarte con facilidad en caso que sea necesario, vive de alquiler… Porque si te hipotecas será mucho más complicado marcharte de un lugar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *