¿Verano de excursiones con niños? Quizás sí, sigue nuestros consejos

Excursiones-niños-montaña-verano

Piensas en niños y en vacaciones de verano, y enseguida las asocias con los baños en la piscina o la playa, quizás también con helados, paseos, visitas culturales, y sobre todo con mucho tiempo en familia. Sin embargo, también es una buena época para acercar la naturaleza a los peques, realizando excursiones por la montaña.

Pero conviene tener en cuenta una serie de consideraciones relacionadas con la seguridad, como por ejemplo la evitación de las horas de más calor, la elección de la ruta o la prevención de accidentes.

No hay una edad mínima a partir de la cual salir a practicar un poco de senderismo, ahora bien, si el peque tiene menos de 3 años, probablemente tendrás que portearlo en una mochila tipo ‘ergo’ (para mí es la opción más cómica) o una rígida de esas que solemos ver cuando salimos al campo y encontramos a familias que llevan a sus niños pequeños.

Y obviamente tampoco existe una edad máxima, aunque cumplidos los 10 años tus hijos empezarán a ser más selectivos con sus aficiones. Es lógico que te guste la Naturaleza y quieras contagiar tu entusiasmo a toda la familia; pero también deberás respetar los gustos de los niños, o al menos alternar las actividades que propones con las suyas. Al fin y al cabo, el contacto con el medio natural suele ser muy beneficioso, pero también lo es la felicidad de saber que tus padres te tienen en cuenta.

Excursiones-niños-montaña-verano3

Senderismo con niños: la preparación.

Te conviene preparar la ruta con antelación: puedes hacerlo si conoces bien el lugar, aunque hoy en día puedes consultar muchos blogs y webs especializados en excursiones con niños y te servirán para planificar bien la salida. En segundo lugar, si los niños tienen menos de 14 años vale la pena que calcules bien los tiempos y distancia a recorrer, porque para ellos es desesperante que se haga de noche mientras camináis, o andar más de lo que pueden hacerlo por su condición física que es más limitada que la tuya.

Y hablando de tiempos, en cualquier estación debes tener en cuenta la hora de salida: por ejemplo en verano las rutas deberían empezar a las 7 de la mañana o a las 6 de la tarde (a fin de evitar un posible golpe de calor), eso condiciona la distancia a recorrer, pero es que cuando aún son pequeños (menos de 10 años) quizás tampoco puedan caminar más de 8 / 10 kilómetros.

Equipamiento y provisiones para la excursión.

Necesitas una pequeña mochila para cada uno en la que pondrás gorra de tejido de algodón y visera grande (si tiene cubre orejas y cuello, mejor), un par de calcetines y una camiseta de repuesto, y además si prevés descenso de temperaturas por la zona, la hora o el lugar, una chaqueta muy ligera. Intenta que cada uno tenga también una botella de agua, una pieza de fruta, y los elementos que prefieran para hacer de la estancia en la montaña una ocasión única: brújula, lupa para mirar insectos, su mapa infantil, etc.

Además los adultos tendréis que llevar provisiones para las comidas que vais a realizar, y más agua. Recomiendo bocadillos, fruta, frutos secos (solo para mayores de 5 / 6 años para evitar atragantamientos) o barritas de cereales. Haz hueco en la mochila grande para un botiquín de mano que contenga gasas, desinfectante, tiritas, tijeras pequeñas, analgésico por si tienen dolor de cabeza, aftersun, repelente de insectos y pomada para desinflamar por si pican; y sobre todo crema de protección solar con filtro UV. Mete 2 o 3 linternas si parte del camino de vuelta se hace cuando está oscureciendo, y el plano del lugar si no lo conoces. Procura que tu móvil esté completamente cargado.

El mejor calzado para caminar es el de montaña, pero unas deportivas pueden valer para hacer senderismo por un lugar accesible que no sea muy abrupto. Intenta siempre que sea especial, sobre todo si has pensado que tu familia practique esta actividad con frecuencia. La mejor ropa es aquella que sea cómoda para ellos y transpirable; respecto a esto último a veces transpira mejor un tejido de algodón fino que el que ha sido diseñado específicamente, porque las fibras sintéticas pueden dar calor.

¿Verano de excursiones con niños? Quizás sí, sigue nuestros consejos

¿Qué necesitas para caminar por la montaña con niños?

Pues además de la preparación, necesitas prudencia, paciencia y respeto por las necesidades de los pequeños. No conozco las edades de cada uno de vuestros hijos pero hay peques de 4 que caminan seguido, otros de 5 que se distraen con cada flor y cada animalito; está el de 8 que se hace 7 kilómetros sin protestar y aguantando, y el de 10 que protesta mucho porque se ha levantado pronto. Una salida familiar tiene que ser agradable para todos, no se trata de lo que tú quieras hacer, sino de a lo que ellos pueden llegar.

No dejes de pensar nunca en su seguridad, utiliza el sentido común para explicarles que no se acerquen a barrancos, que no escalen más de lo que sus capacidades les permitan, y que no jueguen a lanzarse piedras (son solo ejemplos que te pueden servir de guía). Aprovecha la ocasión para transmitir la idea de respeto al medio natural.

Recuerda que también existe la opción de hacer un picnic si no tienes ganas de caminar mucho, aquí te dábamos ideas.


Categorías

Consejos

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *