Verduras para niños, ¿cómo hacen que le gusten más?

verduras

No hace falta decir que las verduras es uno de los alimentos que no pueden faltar en la dieta diaria de ningún niño. A pesar de ello, se trata de trata de un producto que no suele gustar a ningún niño provocando que su ingesta en la dieta diaria sea casi nula. Las verduras son ricas en numerosos nutrientes y son poco calóricas y la falta de las mismas en la alimentación de los más pequeños puede provocar importantes riesgos para la salud.

De esta manera, la falta de ingesta está relacionada de una manera directa con la aparición de enfermedades en adultos como la anemia, la osteoporosis o el cáncer. Acto seguido te damos una serie de  consejos que te ayuden a introducir las verduras en la alimentación de tu hijo.

A qué edad pueden tomar verduras los bebés

Los pediatras aconsejan el ir metiendo las verduras en la alimentación del bebé a partir de los 6 meses de edad. Son aconsejables las zanahorias, las judías verdes o las patatas. Lo ideal es hacerlas hervidas y triturarlas para dárselas en puré. A partir del octavo mes de vida puedes introducir otro tipo de verduras u hortalizas como es el caso del tomate. Al cumplir el año de edad les puedes empezar a dar las verduras hervidas pero sin triturar. Si tienes problemas para que tu hijo coma verduras, siempre existen una serie de consejos o pautas que puedes llevar a cabo.

Consejos para que tu hijo coma verduras

  • A la hora de introducir la verdura en la alimentación del niño, los padres deben saber que es una tarea bastante complicada que requiere de calma y paciencia. No es para nada aconsejable el forzarlos ni obligarlos a comer verdura ya que es posible que consigas el efecto contrario y lleguen a odiarla.
  • Es casi seguro que a las primeras de cambio no acepten las verduras por lo que tendrás que intentarlo una y otra vez. Es aconsejable el ir probando diferentes recetas y diferentes formas de cocinarlas, para que de esta manera puedan ir comiéndolas poco a poco.
  • Los padres deben de predicar en todo momento con el ejemplo por lo que debes comer de manera habitual verduras. Si los hijos no ven a sus padres comiendo verduras, no pueden pretender en ningún momento que ellos lo hagan.
  • Una buena idea a la hora de conseguir que los pequeños coman verduras sin problema alguno, es el llevarlos a la compra y que ellos sean los encargados de elegirlas y se puedan familiarizar con las mismas. Te pueden ayudar a cocinarlas y a elaborar los platos.

verduras 1

  • El añadir poco a poco verduras a las comidas que le gustan es otra maravillosa idea. De esta manera puedes hacer una pizza con los ingredientes que ellos quieran y añadir un poco de verdura como cebolla o pimiento verde.
  • No dudes en tener las verduras a la vista para que los niños puedan familiarizarse con ellas. Deja que las toque y que las huela para que poco a poco les pueda resultar agradable y no las vea como algo que pueda detestar a la hora de comerlas.
  • Al principio es aconsejable el dárselas en forma de puré ya que en muchas ocasiones el comerlas troceadas no resulta agradable para su paladar. El comerlas en forma de puré y trituradas es el mejor paso para conseguir que poco a poco la puedas ir introduciendo en su alimentación diaria.

En definitiva, las verduras son sin lugar a dudas el campo de batalla de cualquier padre junto con la fruta. Sin embargo no deben faltar en ningún momento en la dieta de los niños ya que como te hemos indicado más arriba aportan una serie de nutrientes que resultan esenciales para un buen desarrollo y crecimiento del niño.

Al principio de costará mucho pero debes tener paciencia y mantener la calma ya que con constancia seguro que consigues que tu hijo termine por comer verduras.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.