6 formas en las que tu hijo pequeño te dice ‘Te amo mamá’

actividades interior verano

No es fácil descubrir las formas en las que un niño es capaz de decir que te ama. Nadie es más importante en la vida de un niño que sus padres. Los niños pequeños se sienten seguros sabiendo que sus padres estarán a su lado y que están ahí por y para ellos. La disponibilidad de los padres es vital para su bienestar. Cuando los niños hacen nuevos descubrimientos, compartirán contigo esa alegría, ese amor y esa confianza hacia ti.

Al compartir las alegrías y los placeres de la vida contigo, tu hijo se sentirá bien consigo mismo/a porque tendrá el recordatorio de que sus padres siempre estarán a su lado, para lo bueno y para lo malo. Todos los niños muestran su amor de diferentes formas, no siempre es diciéndolo con palabras, y por eso es importante saber cómo lo hacen.

Cuando te hace perder el tiempo

No estás perdiendo el tiempo, estás con tu hijo… ese es el tiempo más valioso y maravilloso que puedas emplear en tu vida. Pero parece que cada vez que tienes que llegar a algún lugar tu hijo de repente empieza a entretenerse con cualquier cosa o quiere que estés a su lado. Quizá tardes media hora en caminar un tramo que sola tardas 5 minutos porque tu hijo quiere enseñarte todas las hormigas del camino… ¡pero es que está compartiendo contigo sus descubrimientos! ¿Hay algo más maravilloso que eso?

Los niños viven el momento presente y carecen del sentido del tiempo -los adultos deberíamos aprender un poco más de esto que se nos ha olvidado con el paso de los años-. Ellos en ese momento están contigo y no hay nada mejor que ESO para ellos. Es hora de empezar a saborear esos momentos con nuestros pequeños de la misma forma que lo hacen ellos con nosotros, ¿verdad?

amor como enseñanza

Cuando juegan a pillar para que les atrapes

A los niños les gusta huir corriendo y alegres para que vayas detrás de ellos a atraparle… es su celebración de la independencia, es su forma de decirte que te ama pero que es un ser diferente a ti, con su propio espacio personal y su personalidad. Esto es maravilloso. Cuando tu hijo juega contigo a que le pilles te está mostrando la confianza que siente hacia ti, porque sabe que le vas a seguir cuando se escapa. Te muestra su libertad, pero después para porque quiere estar a tu lado. 

El juego de correr y pillar, es una muestra de vuestra unión y de vuestro vínculo. Tus hijos te aman incondicionalmente pero al mismo tiempo de muestran que tienen su propio espíritu aventurero y que quieren descubrir y explorar el mundo con tu guía y tu orientación.

Cuando juega con los alimentos

La hora de comer o los alimentos es un símbolo de vinculación que los niños tienen con la madre. Desde que nacen es la figura materna quienes le alimenta, quienes les da los nutrientes necesarios para que crezcan y se desarrollen. Los niños cuando juegan con la comida no quieren ponerte nerviosa, no quieren que te enfades… quieren compartir contigo sus experiencias y sus descubrimientos, quiere que participes… que le orientes con cariño.

Cuando se lleva los alimentos a la boca con una sonrisa en la cara o cuando empieza a manchar a su alrededor, es probable que tengas que actuar rápidamente para que no acabe todo hecho un desastre… pero al mismo tiempo, disfruta de ese momento especial que te está regalando tu hijo, mientras te dice que te ama sin palabras.

leer a los hijos

Cuando quiere tus besos y tus abrazos

Los niños necesitan el amor incondicional de sus padres, y esto se traduce en besos y abrazos. Es posible que alguna vez que tú quieras darle un beso o un abrazo tu hijo no quiera dártelo. No te preocupes, no te está diciendo que no te quiere… solo te está mostrando su independencia y te está pidiendo que respetes su propio espacio y sus decisiones. Pero cuando no se le pidas, te sorprenderá con un gran abrazo y un beso de verdadero amor… porque no es obligado.

Por mucho que los niños quieran mostrar su independencia de muchas formas diferentes, también necesitan ‘el combustible necesario’ con tu cariño y con tu amor. Ese combustible son tus abrazos y tus besos, tanto de mamá como de papá. Cuando tu hijo te abraza te está mostrando que sabe que siempre estarás a su lado para proporcionarle comodidad y seguridad… porque estar seguro es estar en casa.

Cuando corre a tus brazos cuando llegas a casa

Cualquier padre o madre que llega a casa y sus hijos van corriendo a abrazarle para darle la bienvenida… es el mejor regalo que la vida pueda hacerte en ese día. No hay dinero en el mundo que pueda pagar la sensación de felicidad plena que proporciona la alegría de un hijo cuando llegas a casa del trabajo. Esa sensación es gracias a que tu hijo te dice sin palabras que te quiere más que a nada en el mundo y que estaba deseando que llegases para abrazarte y demostrarte todo su amor.

Los niños pequeños construyen la confianza cada vez que el padre o madre se marcha y vuelve. Es por eso que resulta importante que siempre vuelvas antes de que tus hijos se vayan a la cama o que de algún modo hables con ello cada día en caso de que debas ausentarte.

familia feliz con niños amados

Hacer las rutinas y los hábitos

A los niños pequeños les gusta la rutina, la consistencia y rituales y cuando te piden que le leas un cuento cada noche, lavarse los dientes contigo o hacer las rutinas a tu lado… también te está diciendo que te quiere con todo su corazón. Te pedirá que le leas el cuento porque te quiere, porque le encanta hacerlo contigo, porque eso forma parte de ellos. 

Los niños dan sentido a su mundo gracias a las rutinas y al orden. Lo que es previsible es seguro y tranquilizador para ellos. Las rutinas les aportan sensación de seguridad y amor.


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *