Ya está aquí el bebé: Cómo puede ayudarte tu entorno

Bebé

Durante los 9 meses de embarazo tenemos tiempo de sobra para asimilar los cambios que se producirán en nuestra vida una vez que llegue el bebé, que no serán pocos, sobre todo si es el primero. Sin embargo, lo que imaginamos no tiene por qué coincidir con la realidad y a veces podemos necesitar un tiempo de adaptación y aprendizaje en el que no viene mal la ayuda de personas de nuestro entorno.

Ayuda con el bebé

Si eres primeriza seguramente tendrás muchas cosas que aprender sobre tu bebé, aunque parezcan cosas simples (como cambiar un pañal, por ejemplo) es posible que cometas algún error y, en ese caso, tener a alguien a tu lado apoyándote te será de gran ayuda. En mi caso hubieron varias cosas que agradecí enormemente:

  • Cambiarle el pañal: Cada vez que yo lo cambiaba lo hacía mal, como consecuencia, al hacer sus necesidades se llenaba toda la ropa. Al principio los bebés hacen sus necesidades muy a menudo y tener que cambiarle completamente de ropa cada vez que hacía algo me resultaba agotador. Afortunadamente tuve a alguien que, siempre que podía, se ofrecía a cambiar el pañal.
  • Bañarle: Da miedo bañarle los primeros días, se le ve tan pequeño y delicado que no sabes ni por dónde cogerlo. En este caso también me vino muy bien la ayuda de mi familia, que me enseñó cómo agarrarle bien para que no se resbalase en la bañera y me ayudaron a superar ese miedo que tenía a hacerle daño.

Ayuda en casa

Parece una tontería, cuando alguien te visita lo que quiere es ver al bebé y estar con él, pocas veces se piensa en echar una mano en casa a pesar de que es una grandísima ayuda, ya que en principio con el cansancio que supone cuidar al bebé, el cansancio del parto, el dolor que puedas estar teniendo por puntos, por el esfuerzo, etc, las tareas de casa se ponen cuesta arriba. Para mí fue un gran alivio que me hicieran las siguientes tareas:

  • Poner la lavadora
  • Lavar los platos
  • Preparar el almuerzo o la cena

Cualquier otra tarea extra que se hiciera también lo agradecía enormemente, pero esas tres para mí fueron las más difíciles de realizar y fue una gran ayuda que me echaran una mano con ellas en esos primeros días. Y para tí ¿Cuál fue la mejor ayuda?.

Más información: Cómo combatir el resfriado del recién nacido

Foto: Embarazo y bebés


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *