Ya no estás, pero esta Navidad estarás en nuestros corazones

La Navidad es sin duda sinónimo de alegría, felicidad y unión familiar. Algo que a medida que va pasando el tiempo, no es más que un recordatorio de que alguna de las personas más importantes de la vida van faltando. Sentarse a una mesa en Navidad, a celebrar con los seres queridos, es un obligado recordatorio de los que ya no están. Cada año, en cada mesa, son muchas las personas que faltan para que la felicidad sea completa.

Pero en este año tan diferente, tan complicado y tan doloroso por todo lo que está suponiendo la pandemia mundial por la Covid-19, las ausencias van a ser aún más importantes. Muchos miles de personas han perdido la vida durante estos meses, otros millones de personas han perdido su trabajo, su vida tal y como la conocían. Pero lo que todos, de alguna forma hemos perdido, es la posibilidad de abrazar y demostrar afecto físico por las personas que más nos importan.

Ya no estás, pero nunca dejarás de estar en mi corazón

Las personas que nos dejan, solo lo hacen de forma física. Porque un ser querido, alguien que ha dejado una huella en tu corazón, nunca jamás dejará de estar presente en él, por muchos años que pasen. La pérdida de un ser querido es irreparable, nunca deja de doler, nunca desaparece porque siempre está en tu corazón y en tu vida, aunque no exactamente en el plano físico.

En cambio, a nivel espiritual las personas nunca dejan de estar presentes, porque la huella que dejan en vida es imborrable, siempre que haya alguien en la tierra que siga recordando su memoria. Nunca se supera la pérdida de un ser querido, se aprende a vivir sin que esa persona esté presente. Se acepta que ya no va a estar presente en la vida cotidiana, ni en las fiestas familiares como es la Navidad.

Pero aunque ya no estén ocupando una silla en la mesa de la cena de Nochebuena, o en la comida de Navidad, esa persona estará presente a nivel emocional. Porque el corazón es un almacén infinito de recuerdos, y en las fechas especiales, como los días de Navidad, los recuerdos afloran para que los que ya no están, tengan un papel importante en la celebración.

Cómo celebrar la Navidad si aún me duele pensar en ti

La pérdida en navidad, cómo afrontarlo y disfrutar de la familia

¿Alguna vez desaparece el dolor de la ausencia? Quizá se siente con menos intensidad, poco a poco se vuelve menos desgarrador y se transforma en otro tipo de sufrimiento. Pero es imposible dejar de sentir dolor por la pérdida de algunas personas. En algún momento las lágrimas y el dolor cambian de sentido, poco a poco se van difuminando y cuando piensas en esas personas que ya no están, eres capaz de sonreír a pesar de las lágrimas.

Nadie puede determinar cuánto tiempo se tarda en sentir menos dolor, cada persona, cada circunstancia, cada pérdida es incomparable. Para algunas personas, pensar en celebrar una Navidad cuando la pérdida es reciente o cuando todavía supone un dolor desgarrador, es algo impensable. Es algo tan comprensible, tan compartido, tan esperado para alguien que ha perdido una parte fundamental de su vida.

Sin embargo, aunque la vida se torna dura en muchos momentos del camino. Aunque las pérdidas hacen que se pierda el sentido, existen otros muchos motivos por los cuáles vivir. La Navidad es una época entrañable, llena de recuerdos y momentos emotivos que rememorar cada año. Y cada año se notan más las ausencias, pero al igual que el dolor nunca desaparece, los momentos vividos con las personas queridas tampoco lo hacen.

Este año será imborrable por muchos motivos. Un año en el que todo el mundo ha sufrido pérdidas por uno u otros motivos. En el que las casas se llenarán a medias por las medidas de seguridad establecidas por el Gobierno. Un fin de año para honrar a todos los que ya no están. Por todos los que han luchado y perdido, por los que deciden seguir luchando a pesar de todo. Este y todos los años, aunque ya no estás, en Navidad siempre estarás en nuestros corazones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.