Juguetes didácticos

Numerosos estudios han demostrado que los niños poseen intelecto desde el momento en que nacen. A partir de éste, les resulta posible construir aprendizajes paulatinamente desde entonces.

Los juguetes son un medio muy importante para lograr que el niño construya aprendizajes significativos.

Los colores: los juguetes poseen colores variados, algunos llamativos otros no tanto. Por ello constituyen un recurso didáctico importante a la hora de enseñar el nombre y a distinguir la variedad cromática que compone el entorno.

Las texturas: al elegir los juguetes del niño se sugiere hacerlo en una buena variedad de texturas. Liso, áspero, etc. a su vez, siempre se solicita a padres y educadores, solicitar al niño los juegos de acuerdo a las mismas, utilizando los vocablos correctos. Con esto se quiere decir que en lugar de decir dame el osito “que raspa”, pedir el oso áspero.

Las formas: con las formas al igual que con los colores y las texturas, los adultos deben prestar vital importancia a la manera en que se refieren a las mismas: no decir redondo, sino circular, en caso de ser una pelota recordar que es una esfera, etc.

Los juguetes enseñan a clasificar y serias, ya que el niño los agrupa por tamaños, colores, formas. Los adultos poseemos la función de incentivar dichos aprendizajes, de solicitar al niño que haga tal o cual grupo de juguetes.

Es fundamental incentivar al infante con estas propuestas didácticas, sin caer en el error de llamarles la atención si lo hacen mal, pues dejaría de ser un juego.

Fuente: ludomecum


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *