Categorías: Recetas Fáciles

Una de las consecuencias del ritmo de vida que llevamos los padres, es que terminamos por caer en las rutinas y monotonía. En algunas situaciones la rutina es necesaria, pero en otras como el tiempo de ocio o la alimentación.

Pero si hablamos de tiempo de ocio o de alimentación, es importante evitar la monotonía. El hacer o comer siempre lo mismo es aburrido para los niños. Si además son especiales a la hora de comer, el ofrecerles siempre lo mismo puede contribuir a que coman peor.

Categorías: Aprendizaje, Desarrollo

A veces, para muchos padres, no es nada fácil hablar con sus hijos de sexo, sobre todo cuando llegan a la etapa adolescente. En esta etapa, parece que todo es más complicado y que si se habla de relaciones sexuales es como incitarles para que las tengan, algo que los padres temen.

Pero en realidad, deben temerlo si no lo hablan con ellos, porque entonces les faltará la educación sexual necesaria para poder tener relaciones sexuales sanas cuando llegue el momento.

Categorías: Consejos, Desarrollo

Educar a un niño no es tarea sencilla. Son como esponjas que absorben todo a su alrededor, y lo que les digamos, lo que vean y como se sientan, sembrará como serán de adultos.

El dicho de que los niños siempre dicen la verdad no es del todo cierto. Casi todos los niños mienten en mayor o menor medida. Las mentiras de forma ocasional no deben de ser un problema. Pero debemos tener cuidado para evitar que se convierta en algo habitual.

Categorías: Manualidades

Para los niños, hacer manualidades es una forma de expresarse. Cuando crean cosas originales, están desarrollando su creatividad y trasladando sus emociones a través de los dibujos y las manualidades.

Es importante que los padres y las madres, dediquemos tiempo para hacer manualidades con los niños. Es una magnifica forma de fortalecer los lazos familiares y de pasar grandes momentos de calidad todos unidos.

Categorías: Consejos, Familia

Si quieres ser un buen modelo a seguir para tus hijos tendrán que tener un sano equilibrio de diversión y responsabilidad. Esto significa que si haces algo que sabes (porque en el fondo de ti lo sabes) que no es un buen modelo para un niño pequeño, simplemente, deja de hacerlo. Hacer cosas poco saludables como beber alcohol o tener comportamientos de riesgo, es un mal ejemplo para los niños.

Si sientes que tienes un mal hábito que debes dejar o que participas en actividades inapropiadas, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda de un profesional y salir de eso. Puedes conseguirlo, tú eres capaz de ser el mejor modelo para tus hijos si te lo propones y si realmente quieres hacerlo. Habla con tu pareja, con personas de confianza, evalúa esos hábitos que piensas que no son un buen ejemplo.