Categorías: Decoración, Manualidades

El móvil para la cuna es el primer juguete que tiene un niño, es un elemento decorativo pero a la vez es una herramienta perfecta para estimular los sentidos del bebé. Con este tipo de juguete ayudamos al pequeño a desarrollar sus sentidos visual y auditivo. Además, los colores y las formas que cuelgan del juguete, se estimula la agudeza visual y la percepción de los colores.

También es una gran ayuda para que el pequeño comience a trabajar la coordinación ojo mano, intentará coger los muñecos de colores que tanto llaman su atención. Por lo tanto, colocar un móvil para la cuna es una gran idea para el desarrollo del bebé.

Categorías: Consejos, Familia

Tener una relación sana y positiva con tus hijos es imprescindible por muchas razones, incluso para que funcione la disciplina. Cuando tengas una relación sana con tus hijos, entonces éstos se esforzarán por hacer lo mejor en casa, por portarse bien y que la armonía familiar sea cosa de todos. Mejorará la conducta casi sin que te des cuenta. Sabrá que tú eres el líder de la familia junto con tu pareja y aprenderá de ti grandes valores. Si sabes motivar a tus hijos, todo marchará sobre ruedas…

Después de todo, ¿estarías más motivado yendo a trabajar con un jefe malo que no te gusta o un supervisor útil a quien respetas porque sabe cómo hacer bien su trabajo y además te trata con empatía?

Categorías: Salud

Todos los padres sufren cuando ven a sus hijos enfermos, si tienen fiebre se quedan apáticos y sin apenas energía. La fiebre puede estar causada por muchos motivos, y en muchas ocasiones se puede remediar sin necesidad de acudir al pediatra. Conocer las causas de la fiebre y saber interpretar la subida de la temperatura, es fundamental para poder actuar lo antes posible.

Lo primero de todo es diferenciar entre fiebre y febrícula, o lo que solemos llamar tener unas décimas. La fiebre es cuando la temperatura corporal aumenta, a partir de los 37,2º. En cambio, cuando la temperatura corporal aumenta pasando de los 37º y sin llegar a los 38º, se considera febrícula.