Aprendizaje del niño a los 3 años

Los niños pequeños de 3 años marcan el final de la etapa de bebé y comenzará la nueva etapa de la infancia temprana. Su hijo es más independiente, y posee un mayor conocimiento de sí mismo. Puede hacer elecciones simples, le gusta agradar a los adultos, se emociona fácilmente y domina las bases del habla y del lenguaje. Está comenzando a jugar con otros niños y aunque puede ser celoso, está comenzando a compartir y a tomar turnos.

Lo más importante es que su hijo ha asimilado las costumbres y los valores que usted le ha mostrado.

A los niños de 3 años les encantan las actividades en las que se tienen que mover rápido: correr, saltar, subir a las cosas,  caerse. Se siente todo un acróbata.

Sus piernas ya son lo suficiente fuertes para que puedan saltar sobre una solo pierna, hacer sentadillas o saltar como una rana, eso no solo lo divertirá, también son excelentes ejercicios cardiovasculares para los niños pequeños.

Comienza la etapa creativa, donde ya se sienten aptos de recortar figuras, pegar, colorear, seguir líneas, dibujar formas más precisas…

También es muy común que en esta edad comiencen hablar más que nunca, hasta cuando se encuentran solos. Déjalo que se exprese y hable de lo que a el le gusta, se paciente y no le corrijas o intentes apurarlo o frenarlo, su lenguaje aún es inmaduro.

Se expresan muy bien cunado sienten miedos e inseguridades diciendo a los demás “no mires,” “no te rías,” o “no hables.”

Comienza a desarrollar el sentido del tiempo: ayer, hoy, mañana.

No te asustes si de golpe comienza a tener un amigo imaginario, es muy común a esta edad, aprovecha para utilizarlo y ponerle ejemplos.

Para ayudar a que tu hijo aprenda

  • Permite que tu hijo aprenda con las actividades de la casa tanto como sea posible. Necesita mostrar que es capaz y que puede contribuir participando en las actividades familiares.
  • Dale a tu hijo la oportunidad de pintar, colorear, pegar, dibujar y practicar cortando con tijeras sin punta. Coloca sus trabajos en el refrigerador o zonas visibles de la casa.
  • Habla y escucha a tu hijo. Discute los temas que él introduzca o sobre los que te pregunte. Habla acerca de sus intereses y experiencias.
  • Pega fotos de tu hijo en un pedazo de papel o en un álbum. Pregúntale qué está sucediendo en la foto. Escribe lo que él te diga, debajo de las fotos.
  • Organiza jornadas de juegos con otros niños, de forma individual o en grupos pequeños, durante unas pocas horas a la semana. Grupos muy grandes pueden abrumar a tu hijo. Selecciona la guardería o el preescolar teniendo esto en mente.
  • Construye un circuito de obstáculos en el jardín utilizando neumáticos, cajas, troncos, etc. Adentro, utilice sillas, cajas, taburetes, etc. Proporciónale oportunidades de jugar con el agua. Déle juguetes para la bañera a la hora de bañarse. Supervisa a tu hijo todo el tiempo.

Categorías

Aprendizaje

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   SONIA dijo

    ESTA MUY INTERESANTE

Escribe un comentario