3 principios importantes sobre la crianza con apego cuando nace el bebé

crianza con apego

En la crianza con apego los padres tienen un papel muy activo que velan por el bienestar y el desarrollo de sus hijos. Este estilo de crianza proporciona herramientas que ayudan a los padres a crear vínculos con sus hijos a través de la atención constante y amorosa de las necesidades del bebé. Este sería el punto de partida, pero es todo un camino largo de recorrer, donde los niños aprenden valiosas lecciones para la vida como la empatía y la compasión.

Hoy quiero hablarte sobre algunos principios importantes que son eficaces para ayudar a los bebés a desarrollar conexiones seguras y fuertes vínculos con sus padres. Aunque cada familia tiene circunstancias únicas y diferentes recursos y necesidades propias, estos principios tienen la intención de orientar a los padres y ayudarles a entender mejor el desarrollo normal de los niños, a identificar las necesidades de sus hijos y a poder responder a sus demandas a través del respeto y la empatía.

Preparación para el embarazo y el parto

En la crianza con apego el embarazo y el parto son partes fundamentales ya que es la oportunidad para que los padres se preparen física, mental y emocionalmente para la pronta paternidad. Esto también engloba pensar en las cosas materiales que necesitará el pequeño al nacer como la ropa, la ropa para la mujer embarazada, los utensilios para la cocina, pañales, etc. Pero se refiere sobre todo a la necesidad de que los padres participen en la llegada del bebé estando bien informados y creando desde el embarazo un ambiente de amor dentro del hogar y entre la pareja. Algunas pautas importantes son:

  • Reflexionar sobre experiencias de la infancia y creencias actuales sobre la crianza de los hijos.
  • Informarse sobre los diferentes tipos de parto e informarse de los partos naturales.
  • Informarse sobre la importancia de la lactancia materna.
  • Tener hábitos saludables para asegurar un buen embarazo.
  • Mantener una relación fuerte y saludable con la pareja.
  • Buscar rutinas para poder crearlas cuando nazca el bebé.
  • Etc.

crianza con apego

La alimentación con amor y respeto

Este principio fundamental de la crianza con apego señala la importancia de crear fuertes lazos a través del consumo de alimentos, esto es algo que acompañará a los niños el resto de su vida. No sólo se refiere a la lactancia materna si no a la alimentación consciente de los niños y al uso de alimentos en los momentos de convivencia familiar. Cosas que hay que tener en cuenta pueden ser:

  • La lactancia materna es bueno para la madre y para el bebé.
  • El bebé tiene que ser alimentado a demanda cuando dé señales de querer comer (antes de que empiece a llorar).
  • Informarse sobre las tetinas artificiales para evitarlas y buscar otras alternativas.
  • Si la madre no puede amamantar es importante que se imite el comportamiento de la lactancia materna (colocar la botella cerca del pecho, tener contacto visual, hablar con calma y amor, etc.)
  • Comenzar con la introducción de alimentos sólidos cuando el bebé muestre señales de que está listo, no por edad.
  • La lactancia materna puede continuar siempre y cuando la madre y el bebé estén de acuerdo.
  • Si el niño quiere destetarse asegurarse de que está listo.

crianza con apego

Dar respuestas al bebé de forma sensible

Los padres deberán dar respuestas a su bebé desde el momento que nace con confianza en lo que hacen y con empatía para poder dar la respuesta adecuada a las necesidades del niño. Los bebés comunican las necesidades a los padres de muchas formas diferentes como por ejemplo: con movimientos corporales, con expresiones faciales, con el llanto, etc. Los padres deben aprender a confiar en sus hijos para saber cuáles son sus necesidades y así poder darles respuesta de forma coherente.

Esto no significa que para construir un fuerte vínculo con el bebé sólo se tengan que satisfacer las necesidades físicas, sino que también hay que tener tiempo de calidad para poder interactuar con el bebé pudiendo cumplir así las necesidades emocionales, que son tan importantes como las físicas.

Como padres se debe tener en cuenta que existen muchos mitos que no hay que hacer caso en cuanto a la crianza de los bebés, incluso es necesario rechazar aquellos consejos no deseados de la familia y amigos e incluso medios de comunicación.

Aunque sean consejos bien intencionados por parte de los demás, es posible que vayan en contra de tus valores, de tus sentimientos intuitivos como madre e incluso del desarrollo normal del pequeño. Por ejemplo cuando otras personas te dicen cosas como: “no cojas en brazos a tu hijo que le vas a malcriar”, “deberías darle el biberón”, “no le des el pecho en la vía pública”, “déjale llorar solo para que aprenda a calmarse solo”, “déjale llorar para que se duerma”, “debe dormir solo en su cuna y no contigo en la cama”, etc. Obviamente son recomendaciones que aunque sean bien intencionadas no debes de hacer caso, tu instinto es más sabio y la naturaleza nos lo ha proporcionado para poder criar bien a nuestros hijos recién nacidos.

Algunas cosas que es necesario tener en cuenta son:

  • El cerebro del bebé es inmaduro y poco desarrollado por lo que no es capaz de calmarse solo, aprenderá a calmarse gracias al consuelo constante y repetido del adulto.
  • Hay que entender los ritmos internos y naturales de los niños y programar el entrono en base a eso.
  • Es normal que el bebé quiera mucho contacto físico y se le debe proporcionar.
  • Altos niveles de estrés en casa puede hacer que los bebés lloren sin motivo e incluso que muestren enfermedades o estados de desequilibrio y sufrir problemas físicos y emocionales en el futuro.
  • Si te sientes demasiado agotada como para hacer frente a las necesidades de tu bebé, pide ayuda. Nunca estarás sola.
  • Las rabietas son emociones reales y deben ser tomadas en cuenta seriamente aunque te parezcan motivos tontos a ti, para tu hijo pueden ser muy importantes.
  • Durante las rabietas debes consolar a tu hijo, pero nunca enfadarte o castigarle.

crianza con apego

Si quieres construir un fuerte vínculo con tu bebé es muy importante que respondas constantemente a sus necesidades físicas, pero también a sus necesidades emocionales y que de este modo puedas interactuar con él. Sigue tu intuición de madre e ignora en todo momento aquello que no te haga sentir bien o pienses que no puede ser bueno para tu hijo. Aunque no hay reglas mágicas y los niños no vienen con instrucciones bajo del brazo, si intentas hacer las cosas siempre por el bien de tu hijo, entonces… irás por el buen camino.


Un comentario

  1.   olegoana dijo

    Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de 1 de cada 8 mujeres. Por eso es importante que participes en la Carrera de la mujer. Puedes competir en categoría individual o de grupos. En individuales se han establecido categorías como: Veteranas A (de 35 a 44 años), Veteranas E (de 75 años en adelante), Madres o Abuelas. Entre las categorías de equipos nos encontramos, entre otras, con: 3 hermanas, 2 Cuñadas, Madre y 2 hijas, Suegra y nuera o 3 amigasmás en http://goo.gl/0b6hKf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *