4 trucos para enseñar a tus hijos a comer ¡de todo!

Muchos padres sufren cada día con sus hijos cuando llega la hora de la comida. Aunque hay pequeños que comen de todo y sin problema, la realidad es que la mayoría de los niños tiene problemas para comer. Quizá no con toda la comida, pero casi todos los niños rechazan alimentos importantes como las verduras.

Es lógico perder la paciencia cuando ves que tu hijo apenas come, que se queda la comida en el plato y sufres pensando que no se está nutriendo bien. Si es tu caso y ya no sabes qué hacer para que tu hijo o hija deje de rechazar la comida, no te pierdas los siguientes trucos.

No existe una ciencia exacta para enseñar a los niños a comer, es imposible que todos los niños coman bien y coman de todo. Pero sí es posible incorporar algunos hábitos en casa, de forma que los niños se acostumbren a tomar de todo sin montar dramas cada día.

Los niños necesitan un espejo donde mirarse

Para empezar es necesario que el niño vea que toda la familia come lo mismo, de nada servirá que le pongas por delante un plato de espinacas si tu las odias y las miras con desprecio. No es cuestión de reeducar tus gustos, eso es aún más complicado. Lo que puedes hacer es modificar la forma de cocinar ciertas cosas, de forma que todos la toméis y os resulte más agradable.

Trucos para que los niños coman de todo

  1. No le obligues: Lo único que consigues cuando obligas al niño a comer algo que no quiere, es que lo rechace aún más. Cada vez que vea el plato llorará y se negará en redondo a probar bocado.
  2. Cocina divertida: Cocinar de forma divertida no significa pasar horas en la cocina. Solo debes variar y presentar la comida de forma que resulte más atractiva. Las verduras en formato hamburguesa son una gran alternativa, los niños las adoran.
  3. Cocina con tu hijo: Involucrar al niño en el proceso de elaboración de los alimentos, ayudará a que los vea con mayor naturalidad. A los niños les encanta colaborar en la cocina y tomar algo que han hecho ellos mismos.
  4. No sirvas distintos menús: A partir de cierta edad los niños pueden comer de todo, procura no hacer diferentes platos. De esta forma ahorrarás tiempo, dinero y el niño aprenderá con el ejemplo y a base de imitación.

Un ejercicio de paciencia

Estos trucos pueden ayudarte en esta complicada tarea, pero no será algo sencillo. Necesitarás paciencia para no perder los nervios. No te preocupes si tu hijo no come mucho, seguramente cuando tenga hambre comerá e incluso te pedirá comida. No obstante, acude a tu pediatra y explícale la situación, también podrá recomendarte algunos trucos muy útiles.


Categorías

Consejos, Nutrición

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.