5 tips a tener en cuenta para colocar correctamente la silla del coche

En el mercado hay un sin fin de variedades respecto a sillas infantiles para el coche. En Europa la legislación vigente obliga a los niños que no superen el 1.35m de estatura a ir asegurados en una silla de retención infantil. Cuando tenemos un hijo nos asaltan dudas sobre qué silla comprar. Hay 5 grupos distintos de sillas, la 0, 0+, I, II y III, cada una para adaptada para soportar diferentes pesos. Aunque otro factor importante a tener en cuenta es la altura del niño que la va a usar.

En nuestro país aún no es obligatorio el uso de sillas a contra marcha (la Dirección General de Tráfico lo está valorando). Estas sillas tienen la ventaja de ser más seguras aunque a día de hoy su única desventaja es el elevado precio que suelen tener. Podemos considerarlo como una inversión en la seguridad de nuestros hijos. Ten en cuenta que “homologado” no es sinónimo de “seguro”. Las sillas de coche homologadas han superado un simple test a 50km/h; los accidentes se suelen dar a más del doble de velocidad. No consideres una silla de 50 euros igual de segura que una de 500, porque no lo es. No obstante, y uses la silla que uses, hay una serie de normas y pautas comunes a tener en cuenta a la hora de colocarla en el coche. Aquí te dejamos las más importantes:

Mejor a contra marcha

Si tu silla tiene la opción de ser usada a contra marcha (las hay que hasta el grupo II pueden ser usadas así) ponla siempre en ese sentido. Muchas personas dicen que su bebé llora más si está a contra de la marcha. Otras dicen que no aguanta así ni un minuto. Lo ideal es ir acostumbrando poco a poco al bebé. Aunque le llevemos mirando hacia adelante lo único que podrá ver es el asiento trasero del coche. 

Si quieres hacer una buena inversión, compra una silla a contra marcha. En Internet puedes ver qué tiendas de tu ciudad tienen asesoramiento sobre estas sillas. Además de un asesoramiento personalizado, saldrás con la silla instalada en el coche. Si la tienes que instalar tu, debes de asegurarte de que la silla está completamente fijada e inmóvil en el asiento que hayas decidido ponerla.

Preferentemente en los asientos traseros

El lugar más seguro del coche en caso de accidente son los asientos traseros. Concretamente el niño debería de ir instalado en el asiento central del coche. Con esto evitaríamos golpes laterales. Si no es posible poner al niño en el asiento central porque nuestro coche no tiene cinturones adecuados en ese lugar, se tomará como segunda opción el asiento que está justo detrás del conductor. Se ha demostrado que en caso de accidente el conductor, por el instinto básico de supervivencia, tiende a proteger más el lado en el qué está su asiento.

Los abrigos pueden hacer aparecer el “efecto submarino” en el caso de accidente. Ni siquiera los adultos deben de usar chaquetas gruesas con el cinturón.

No te olvides del cabecero

Parece una pieza de confort más que de seguridad pero el cabecero de las sillas es igual de importante que los airbags. En el caso de frenada brusca, el cabecero de la silla infantil absorberá parte del impacto. Se evitan así (sobre todo a contra marcha) lesiones medulares y el famoso latigazo cervical, que puede ser fatal para los más pequeños por su débil musculatura en el cuello.

Cuidado con los juguetes

Aunque no tiene mucho que ver con la instalación de la silla del coche, sí que es un punto importante a tener en cuenta una vez esté instalada. Muchos padres pecamos de llenar el asiento trasero de juguetes para que nuestro hijo no llore durante el viaje.

Un juguete duro, como por ejemplo un coche, puede salir disparado con una fuerza peligrosa en el caso de accidente. Si tenemos que dejarle juguetes a nuestro pequeño, mejor que sean blandos y esponjosos. Importante que no contengan piezas peligrosas para el niño porque nuestra atención ha de estar en la carretera en esos momentos.

Desconecta el airbag

Y esto sólo si el niño viaja a contra marcha en el asiento delantero del vehículo. Los niños sólo pueden viajar en este asiento si los asientos traseros están ocupados por más niños. Si llevas a tu hijo en el asiento delantero con una silla a favor de la marcha deberás de dejar el airbag activo ya que será la única defensa que tenga además de los cinturones que sujeten a la silla.

Y dependiendo de tu coche, puedes decantarte por escoger una silla con isofix o sin él. Las que no tienen isofix se aseguran al coche con los propios cinturones de seguridad. Es importante que, además de todo esto, te asegures de que tu coche está en buen estado; que los cinturones hayan pasado el control de calidad o que las piezas del isofix se e encuentren en buen estado. En la carretera todos somos uno así que ¡precaución amigo conductor!

 


Categorías

Consejos, Seguridad

Madre en prácticas, Youtuber a ratos y Técnico Superior de Laboratorio. Cumplí mi sueño de ser madre joven, cada día es una nueva aventura, ¡y no lo cambio por nada! Me gusta estar informada acerca de todos los temas actuales respecto a la crianza de nuestros pequeños y compartir lo que aprendo con todos vosotros. Creo firmemente en que los niños de hoy en día pueden cambiar el futuro de nuestra Tierra. Amante de la ciencia, de lo paranormal, de nuestro universo y enamorada de mi hija. Soy pequeña pero guerrera, así que ¡vamos al lío!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.