6 cosas de las que te preocupas durante el embarazo y no dices a nadie

Un embarazo puede ser planeado o no planificado, pero siempre estará cargado de emociones diferentes.  Seguramente, habrá alegría, miedo y un abrumador sentimiento de ‘Dios mío’. Las madres y los padres que esperan durante el embarazo están obligados a tomar esta noticia de diferentes maneras… Normalmente con serenidad, porque es lo que la sociedad espera. 

Sin embargo, los hombres y las mujeres tienen preocupaciones (preocupaciones muy reales) que necesitan ser abordadas incluso si no están mostrando estos pensamientos de forma pública, es decir, que lo sufren en secreto. Aquí hay algunas cosas de las que puedes preocuparte durante el embarazo y que no dices a nadie quizá por vergüenza o porque posiblemente te juzgarán.

Es necesario que si sientes preocupaciones no te las guardes dentro de ti, porque es más que probable que otras mujeres embarazadas también las tengan. Sentir inquietud o incerteza durante el embarazo es normal. Estás esperando la llegada de un nuevo ser a tu vida que será totalmente dependiente de ti.

¿Qué pasa si no sé qué hacer?

Este es el mayor temor de la mayoría de los hombres y de las mujeres que están esperando un bebé: no saber qué hacer o cómo reaccionar en algunos momentos determinados. Pero, ¿qué pasa si se vuelven emocionalmente vulnerables debido a este desconocimiento? A los hombres y a las mujeres les gusta sentirse como si tuvieran una función y además, saber cómo reaccionar en cualquier momento como si tuviesen un manual de instrucciones en su cabeza, pero cuando se trata de ser padres, es posible no tener una comprensión firme de la situación… Ser padre o madre no viene con manual de instrucciones.

La incertidumbre puede llegar desde el momento en que una mujer se pone de parto, lo que viene después y la crianza posterior del recién nacido. Es necesario tener información sobre el parto y la crianza para poder saber cómo reaccionar en diferentes situaciones. La buena suerte de la actualidad es que tenemos mucha información en nuestras manos, solo debemos seleccionar la que es más acertada en cada caso.

¿Se acabará todo lo bueno?

Solo aprenderás a vivir lo bueno de una forma diferente. Tus prioridades cambiarán y tu estilo de vida también. Esto no es malo, habrán cosas que se quedarán atrás pero otras muchas estarán en tu vida. La realidad es que por ejemplo, al principio habrá menos intimidad de pareja porque habrá un bebé en vuestras vidas. La vida sexual será diferente pero esto no significa que deba ser peor.

 

Sin embargo, esto no significa que toda la diversión va a desaparecer. Con planificación y una buena organización se pueden tener vacaciones, diversión, citas románticas, quedadas con amigos y familiares… Solo que tomará más tiempo organizarlo todo y acabaréis más cansados… Pero merecerá la pena.

¿Y si ser padres arruina la relación de pareja?

Aunque me gustaría decir que los bebés nunca arruinan los matrimonios, a veces lo hacen. Traer nueva vida a este mundo caótico es definitivamente una cosa que da miedo. A veces, el estrés puede con las personas cuando no saben cómo reconducirlo en la vida. Muchos expertos dicen que los bebés pueden conseguir unir a los matrimonios, pero también puede desunirlos. Para que exista una conexión fuerte se debe tener un gran vínculo emocional.

El primer par de años es muy importante para un niño, así como extremadamente angustioso para los padres… Y ambos, deberán estar totalmente unidos para que todo funcione: la familia y la pareja. Si temes que hayan problemas, trata con ellos ahora antes de que nazca el bebé. Acude a terapia de pareja si es necesario… El divorcio puede parecer problemático para realizar durante el embarazo, pero si realmente crees que tu relación no tiene futuro, es mejor separarse antes de que nazca el bebé para que el pequeño crezca con dos padres felices, aunque separados.

¿Voy a ser un mal padre o madre?

Esto depende en gran medida de cada persona. El hecho de que tuvieras un padre malo no significa que tú serás un mal padre o una mala madre. Es muy normal sentirse asustado… pero es normal que te sientas así.  Todo el mundo está asustado la primera vez que tienen un recién nacido entre sus brazos. 

Los hombres y las mujeres pueden aprender de los errores que cometieron sus padres para no caer en los mismos problemas, para no repetir patrones que podrían perjudicar a sus hijos en el futuro. Si tienes preocupaciones puedes acudir a un especialista o hablar con otros padres para saber otras perspectivas sobre algún asunto en concreto.

¿Qué pasará conmigo?

Los padres a veces recurren a pensar en su hijo como su rival… Pero esto no es así. Quizá eras el primero en recibir el amor de tu pareja y ahora ya no será más así. Pero este sentimiento es fugaz, porque cuando sientas el amor que se tiene por un hijo, comprenderás rápidamente que es diferente a cualquier otro amor. No es lo mismo el amor hacia un hijo que hacia una pareja. Ambos amores son intensos, pero son totalmente diferentes.

Es normal que los nuevos padres sientan una sensación de abandono cuando el niño llega por primera vez a casa. Recuerda que tú no eres quien necesita toda la atención. Tu bebé, el pequeño humano en desarrollo que tienes en tus brazos es quien necesita estar atendido todo el tiempo. 

¿Tendré problemas financieros?

Criar a un hijo no es gratis, y desgraciadamente no en todos los países dan ayudas suficientes para que las familias no tengan problemas económicos. A veces, para algunas familias, tener hijos puede ser toda una gran aventura financiera, en donde a final de mes hay que hacer malabares para llegar a todo. Los hijos son caros… Por eso es aconsejable tenerlos cuando hay trabajos estables, un hogar e incentivos para tener un embarazo feliz.

Aunque no siempre es así de fácil, sobre todo para las personas que son autónomas y que no reciben unos derechos dignos por parte del Estado para poder criar sin problemas a sus hijos. Por eso, lo ideal es tener ahorros para poder hacer frente a los gastos inesperados que puede traer un niño.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.