7 pros y contras de ser una mamá que se queda en casa

Hasta no hace mucho las mujeres se quedaban en casa al cuidado de sus hijos. Afortunadamente, en la actualidad, esta puede ser una decisión que tome la mujer libremente sin que tenga que ser una imposición social. Son muchas las personas que piensan que quedarse en casa al cuidado de la familia y de los niños es una vida de lujo (aunque recordemos que no se cobra ni un euro por hacerlo), pero que no se tiene que ‘trabajar’, no hay que aguantar ‘jefes’ y se puede vivir sin estrés las 24 horas del día.

Esto no es del todo cierto, y es necesario empezar a saber cuáles son los pros, pero también los contras de ser una mamá que se queda en casa al cuidado de los niños y de la casa. De esta manera, podrás elegir libremente si esto va contigo o no.

Siempre estarás al lado de tus hijos

Este es el motivo principal por el que una mujer y madre escoge el camino de quedarse en casa. Tiene del pro de que como madre te quedas en casa y siempre estarás al lado de tu hijo cuando te necesite. Pero tiene el contra que siempre estar al lado de tus hijos puede hacer que te sientas atrapada.  Puede que te guste ser una madre que se queda en casa, pero habrá momentos en los que desees poder robarte algunos momentos.

Para tener el equilibrio es importante que tengas momentos para ti, para tu cuidado personal y mental. Tu cuidado físico y mental depende de: dormir lo suficiente, comer bien, hacer ejercicio y tener tiempo de relajación.

Nunca estás solo

Siempre estarás con tus hijos cerca. Tiene el pro de que tus hijos estarán contigo casi cada hora del día, estarás allí en todo: sus primeros pasos, sus primeras palabras, sus primeras caídas… Pero tiene el contra de que nunca estarás sola, es decir que literalmente NUNCA estarás sola… casi no podrás ni ir al baño en soledad.

Para encontrar el equilibrio, deberás establecer algunos límites personales, esto no es malo, pero debes hacerlo por tu salud mental.

No trabajas fuera de casa

Gracias a que no trabajar fuera de casa puedes dedicar el 100% de tu tiempo y de tu energía en tus hijos porque no te preocupas de los plazos de trabajo, ni de los atascos, ni de un jefe que te tortura. Esto tiene el contra de que pierdas interacción con otras personas adultas, de que pierdas la sensación de hacer un buen trabajo, de tener un sueldo e incluso, de vestirte bien para ir a la oficina.

Para encontrar el equilibrio puedes obtener esta satisfacción y conectar con otros adultos si te ofreces como voluntaria en la escuela de tus hijos, en organizaciones sociales de tu comunidad. También puedes tener un pequeño ingreso si encuentras un trabajo a tiempo parcial desde tu hogar o realizas algún tipo de trabajo independiente como por ejemplo, hacer manualidades o recetas para después vender.

Estás criando a tus hijos

Estarás íntimamente concentrado al desarrollo de tu hijo, y realmente, esto no se paga con dinero. Tiene el pro de que tus hijos estarán contigo casi todo el tiempo y no será otra persona quien críe a tus hijos porque debas estar fuera de casa. Tú determinas qué come, sus horarios y los valores que aprenden. Tú eres la absoluta responsable de sus vidas mientras crecen. El contra es que puedes crearte una burbuja casi sin darte cuenta y asilarte del mundo, y también aislar a tus hijos sin darte cuenta.

Para encontrar el equilibrio es mejor que de vez en cuando quedes con tus amigas, que organices tardes de juegos para tus hijos y sus amiguitos en casa… así todos podéis exponeros de forma saludable a entornos sociales mientras estás criando a tus hijos.

Eres quien lleva tu hogar

La administración del hogar es la parte de la tarea de una madre que se queda en casa. Tiene el pro de que saber todo lo que concierne a tu hogar: pagar las facturas, limpiar, llevar a los niños a todas partes, mantener el calendario familiar bajo control… Pero bien el contra de que todo el peso del hogar recae sobre ti. Incluso si tu pareja es el mejor compañero de equipo del mundo, habrá momentos en que te sentirás muy estresada tratando de mantenerte al tanto de todo mientras crías a los niños.

Para encontrar el equilibrio delega algunas tareas a tu pareja e hijos. En cuanto a los hijos, si lo haces, les estarás enseñando importantes habilidades para la vida y responsabilidad si ayudan con hacer la colada, la limpieza y la cocina, por mencionar solo algunos.

Tienes una brecha en tu currículum

Esta sociedad no lo entiende, pero es una realidad. Si cuidas de tus hijos tendrás un vacío en tu currículum y ya no mostrará que has tenido empleo de forma continua. Esto puede ser un pro porque cuando quieras volver a tu trabajo quizá haya empleos donde te faciliten el acceso, pero como contra, puedes encontrar empresas que no lo vean con buenos ojos y no entiendan por qué lo hiciste. Además tendrás que competir con personas más joven que tú y con una experiencia mucho más reciente.

Para equilibrar esto es buena idea hacer cursos, voluntariado o trabajo independiente para realizar desde casa mientras estás al cuidado de tus hijos. De esta manera, cuando quieras reincorporarte a la vida laboral, no tendrás una brecha tan grande.

Tienes sentimientos encontrados

Tendrás sentimientos encontrados porque no podrás contribuir a ayudar económicamente a la familia y esto puede hacer que tengas sentimientos contradictorios dentro de ti. Esto como pro es que por un lado podéis ahorrar gasolina, canguros, ropa, etc. Pero en contra es que el ingreso de dos personas se reduce en uno solo. La economía se puede ver resentida y se deberán hacer recortes en los gastos mensuales.

Para encontrar el equilibrio tendréis que tener un presupuesto familiar bien pensado y e establecido para reducir el estrés económico y tomar decisiones económicas más fáciles. Es necesario tener en cuenta que se debe tener una buena responsabilidad económica.


Categorías

Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.