8 regalos maravillosos que debes ofrecer a tus hijos estas navidades

regalo de navidaRegalos de navidad. ¿Ya los tienes? Seguro que a estas alturas ya estarás pensando qué elegir para los más pequeños de la casa. Todos los años tenemos las mismas dudas y las mismas preocupaciones. ¿Elegimos algo más educativo o algo que a nuestros hijos nos han pedido? ¿Ambas cosas, pero… y si nos excedemos y les ofrecemos “demasiado”?

Los regalos que les ofrezcamos a los más pequeños deben ajustarse no sólo a nuestro presupuesto, sino a aquello que les permita crecer, entretenerse, fomentar la imaginación e inculcar en ellos algún valor. Podemos ser variados y sobre todo, no limitarnos solo a obsequios “materiales”. En Madres Hoy queremos darte 8 sugerencias que os encantarán.

Regalos maravillosos: una experiencia diferente

niña abriendo regalo de navidad

Hemos de tenerlo claro: la mayoría de los niños aguardan la navidad por los regalos y los obsequios asociados a esta época del año. Ahora bien, debemos recordar un aspecto esencial: lo que de verdad quedará en su corazón serán las experiencias significativas y las emociones positivas antes que los objetos físicos.

Para ello, para conseguir que tus niños tengan unas navidades que no olviden, ten en cuenta uno de los regalos más recomendables:

  • Ofrece a tus hijos una experiencia nueva en tu compañía que no hayáis vivido antes.
  • Sorpréndele. Comunícale la experiencia el día antes de que vayáis a realizarla, de ese modo el impacto emocional es más elevado.
  • La experiencia puede ser un viaje, el ir a montar a caballo, pasar unos días en la montaña de camping, ir a un parque temático cercano…

Regalos maravillosos: ser mayor durante un día y aprender a tomar decisiones

Este uno de los regalos que podemos ofrecer a nuestros niños como un reto. Un reto donde es necesario mostrar las siguientes capacidades:

  • Demostrar madurez.
  • Demostrar responsabilidad.
  • Originalidad
  • Imaginación
  • Respeto a los demás

Vamos a regalares a nuestros hijos un día donde van a ser ellos los que van a tomar decisiones. Es su día para jugar a ser adultos donde la única regla va a ser estar con nosotros, con los mayores.

  • Ellos van a elegir qué se va a comer durante el día y participarán en la elaboración de la comida.
  • Ellos deciden qué se va a hacer durante el día, ahí donde las actividades nos reúnan a todos los miembros de la casa.

Regalos maravillosos: el día de la generosidad

Le hemos ofrecido a nuestros hijos el día de la responsabilidad y ahora, vamos a ofrecerles otro de los mejores regalos con los cuales, inculcar un valor imprescindible: la generosidad.

  • Desde que el niño se levante hasta que se acueste, debe desarrollar siempre que pueda su generosidad.
  • Cada acto que realice lo apuntará en una libreta. Puede ser un juego divertido entre hermanos.
  • Pueden ser generosos a la hora de realizar tareas en casa, ayudándonos.
  • Cuando salgan a la calle deben intuir en qué situaciones podrían ofrecer ayuda.

Se trata, simplemente, de hacer que reflexionen.

Regalos maravillosos: conciencia ecológica

bebe en jardin (Copy)

Este es uno de los regalos más maravillosos que toda madre o padre debe ofrecer a su hijo en algún momento. Es algo tan sencillo como plantar un árbol. Seguro que en casa ya han plantado las típicas lentejas o garbanzos para verlos crecer.

En este caso, buscamos algo más impactante. Plantar un árbol va a hacer que año tras año lo puedan ver crecer, será un recuerdo que conserven siempre.

Regalos maravillosos: ¡Vamos a ser creativos!

Vamos a ofrecerles a nuestros hijos la posibilidad de ahondar en sus capacidades para ser creativos. No debemos olvidar que la creatividad es también una forma de libertad, y no hay nada mejor que “encender su cerebro” que ofreciéndoles nuevas experiencias.

  • Llévales a un museo o a una exposición.
  • Ofréceles nuevos materiales para crear que no hayan descubierto antes: arcilla, periódicos para modelar, telas, cartón, madera…
  • Anímales a crear algo perdurable, algo para que recuerden siempre ese día.

Regalos maravillosos: un libro

padre trabajando la curiosidad con su hija mientras leen

Un error en el que caemos a menudo y que también suele repetirse en los centros educativos es imponer determinados títulos literarios a los niños para que lean. La lectura no debe imponerse, debe descubrirse, y para que los niños se acerquen con libertad a los libros hay que darles nuevas experiencias.

Si nuestros hijos nos ven leer lo verán como un acto normal que acabarán interiorizando, no obstante, podemos dedicar un día durante estas vacaciones a fomentar “su autodescubrimiento”.

  • Les llevaremos a una librería y les permitiremos elegir el libro que deseen, pero bajo una condición: que elijan aquel que ellos crean que va con sus gustos y personalidad.
  • Les animaremos como si esa búsqueda fuera un juego, “descubrir un tesoro”.
  • No dudes tampoco en acercarlos a los libros gráficos tipo cómics. Es una forma de acercarse a la lectura como cualquier otro, y es un primer paso que puede abrirles nuevos mundos.

Regalos maravillosos: descubriendo quién soy

madre con niño síndrome de down

Otro de los regalos más necesarios que debemos ofrecerles a nuestros hijos es que día a día vayan descubriéndose a sí mismos. Debemos tener en cuenta que es un camino largo donde nunca debemos imponerles lo que deben ser según nuestros propios objetivos.

Nuestra finalidad como madres, padres y educadores es guiar y dar estrategias para que cada paso que den, lo hagan con felicidad y madurez. No temas a que en un momento dado se equivoquen, de todo error se saca un aprendizaje.

  • Le dedicaremos un día a nuestros hijos para descubrirse a sí mismos. Y para ello, les preguntaremos qué es lo que piensan ser el día de mañana.
  • Esta experiencia debe prepararse con tiempo, y si sale bien puede ser tan edificante para ambos como divertida. Si tu niño te dice que quiere se astronauta lo llevaremos a un observatorio. Si quiere ser veterinario iremos a un zoológico.
  • En la medida que nos sea posible, los acercaremos a esos contextos que ellos han elegido y les explicaremos un poco en qué consisten.

Esta experiencia pretende ante todo consolidar un recuerdo. Mostrar interés por los sueños y aspiraciones de tus niños consolida una gran tranquilidad emocional y es algo que siempre guardarán en la memoria. Y no hay mejor regalo que un grato recuerdo.

Regalos maravillosos: la búsqueda de un tesoro

madre e hija abrazadas disfrutando del regalo de su carño

Con la búsqueda de un tesoro vamos a fomentar en nuestros hijos el poder de las relaciones familiares y el cariño por aquellos que forman parte de nuestro círculo social más cercano.

Es un regalo que requiere tiempo y la complicidad de padres, tíos y abuelos. O en esencia, las personas más cercanas y queridas del niño.

  • El juego consistirá en dejar una carta en la cama del niño. Cuando despierte, descubrirá que hay un regalo aguardándole, pero para alcanzarlo primero deberá pasar unas pruebas.
  • Cada prueba le llevará a un miembro de la familia. El objetivo es que cada persona le ofrezca una nueva pista tras pasar unos minutos con ellos, y contarles una historia especial. Los abuelos pueden explicarles lo que supuso su nacimiento, la alegría al verlo por primera vez, o anécdotas asociadas a esos días.
  • Cada miembro de la familia le demostrará lo que significa para ellos a través de una historia. Con ello, ofrecemos reconocimiento al niño, reforzamos su autoestima y le explicamos aspectos que quizá el no conocía y que recordará siempre.

Al final, con la pista de cada familiar, el niño acabará descubriendo también ese regalo que hemos elegido para él. Pretendemos que finalmente valore qué es más emocionante, el regalo material en sí o lo que le han aportado las personas que lo quieren.


2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    Que bonitas propuestas Valeria, ojalá que todas las madres y todos los padres nos propusiéramos regalar no más de un par (o 3) de cosas materiales, y centráramos más la atención en el desarrollo de los niños, transmitiéndoles todas esas actitudes y valores tan positivos.

    1.    Valeria Sabater dijo

      ¡Gracias Macarena! Se trata al fin y al cabo de ofrecer reserva cognitiva, ofrecer a un niño en su infancia buenos recuerdos y experiencias es sin duda el mejor legado que tendrá cuando sea adulto. Es algo que no podemos olvidar, los juguetes vienen y van, pero las buenas experiencias SON ÚNICAS 🙂 ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *