A mi hijo le da vergüenza ir al colegio, ¿cómo puedo ayudarle?

Empieza el curso escolar y muchos niños tienen que cambiar su rutina vacacional a la nueva rutina escolar. El cambio implica nuevos horarios, nuevas actividades y quizás hasta un cambio en las personas educadoras o compañeros.

Este tipo de cambio puede ser una respuesta negativa en su sentido emocional y es aquí dónde el niño o la niña puede sentir miedo y ansiedad. Es muy normal dar respuesta a esta variación y formará parte de un proceso de adaptación, dónde habrá que comprender y buscar alternativas certeras para afrontarlo.

Cómo se detectan estos síntomas

Uno de los síntomas principales es cuando llega la hora de ir al colegio y el niño llora. Los primeros días es muy habitual que esto suceda y el niño para no poder acudir al colegio pondrá una serie de excusas que puedan retrasar el momento. Se retrasará a la hora de terminar su desayuno y de vestirse, tendrá un descontrol enorme en el cuidado de su material escolar, su conducta en clase será agresiva o se mantendrá aislado del resto del equipo.

Entre sus síntomas fisiológicos aparecerán los recurrentes dolores de barriga, vómitos, diarrea. La tensión muscular y la sudoración en manos y cuerpo también puede ser mucho de los síntomas. Los frecuentes dolores de cabeza también puede ser algo habitual y se puede producir una alteración en la alimentación y en los hábitos de sueño.

Todo lo relacionado con el colegio le produce temor, este sentimiento sólo desaparece cuando vuelve del colegio y reaparece cuando regresa a él. Este temor no está presente cuando llegan los fines de semana y en periodos vacacionales.

Respecto a su comportamiento, dentro de su rutina hay momentos en los que puede montar un escándalo en cosas tan particulares como a la hora de vestirse o comer, incluso puede volver a pedir ayuda para que le ayuden a realizar estas acciones tan básicas para llamar la atención.

Cómo evitar este temor

Un buen principio para poder acostumbrar a los niños es llevarlos a la guardería a una edad temprana. De esta forma reciben mucha más atención y su horario de actividades es mucho más flexible. Si no hemos podido llevarle antes de su curso escolar tenemos que practicar un período de adaptación.

Cómo consejos prácticos podemos hacerle recordar momentos divertidos que haya disfrutado en el colegio y hacer incluso divertido la hora de preparar la mochila. Las despedidas deben ser alegres y no demasiado largas y sobre todo evitar no tener prisas para ir a clase.

A mi hijo le da vergüenza ir al colegio

Es importante no negociar con el niño ni mentirle con frases “enseguida vuelvo a por ti” ni tampoco cedamos a sus chantajes emocionales, ya que será un paso hacia atrás y complicaremos la situación aun más.

Si el problema radica en haber tenido una mala experiencia en el colegio, no debemos de faltar en hablar con el profesor o profesora para poder paliar cuanto antes el problema que ha radicado tal conducta.

Durante el momento que suceda tal conflicto hay que intentar escuchar al niño y dejarle que explique todos sus miedos y sobre todo si está llorando no intentar hacer que razone inmediatamente sino dejar que se tranquilice e intentar después hablar con él.

Cuando debemos pedir ayuda

Los niños entienden esta situación como un conflicto. A nosotros nos parece una situación horrible y para ellos también. Son muchas las veces que el peor momento es cuando llega, pero una vez que están en el colegio el niño se integra perfectamente e incluso disfruta.

A mi hijo le da vergüenza ir al colegio

Hay que crear un período de adaptación para que el desarrollo del miedo se solucione de manera positiva. Si encuentra un ambiente acogedor en la escuela los resultados serán muy positivos.

El miedo infundado y que mantengan un rechazo totalmente excesivo e irracional que se alarga en el tiempo, nos da que pensar que el niño necesite ayuda de un profesional. Son los pediatras y psicoterapeutas infantiles los que valorarán ya ayudarán el caso. Lo más probable es que el niño sufra un trastorno de ansiedad por separación y eso hay que cuidarlo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.