Actividades y juegos para trabajar la coordinación óculo manual con los niños en casa

Actividades y juegos para trabajar la coordinación óculo manual con los niños en casa

La coordinación óculo manual (ojo-mano) es una capacidad fundamental para las personas. Cuanto mayor sea la capacidad del bebé para dominar sus manos y dedos, mayores experiencias tendrá y más aumentarán sus posibildides de relación con su entorno, además de posibilitarle hacer cosas nuevas, ser más independiente, etc. Además, la mejora de la coordinación óculo manual está directamente relacionada con el desarrollo de la grafomotricidad.

Hoy vamos a ver una serie de juegos y actividades lúdicas que podemos hacer con los niños en casa -o en cualquier parte- para ayudarles a mejorar su nivel de coordinación óculo manual así como la percepción de sí mismos.

Juego de identificación corporal

Este juego consiste en identificar diferentes partes del cuerpo con los ojos cerrados. Para jugar, los niños van moviendo las partes del cuerpo que se propongan sin abrir los ojos. Es interesante ir moviendo diferentes segmentos, no solo los relativos a los brazos, para que puedan distinguirlo todo.

Este juego se puede completar añadiéndole preguntas para que los niños digan para qué sirve la parte del cuerpo que se mueve o enviando la propuesta de movimiento en forma de adivinanza -diciendo el uso para que los niños muevan la parte del cuerpo que sirve para ello-.

Transporte de mercancías

Este juego consiste en llevar vasos de plástico u otros recipientes llenos de agua de un sitio a otro, salvando obstáculos. El objetivo es llegar al destino sin derramar el agua. Para hacerlo más fácil, se pueden llenar los vasos solo hasta la mitad, e ir añadiendo cada vez más agua.

También se puede poner un recipiente grande al final y proponer como objetivo llenarlo con el vasito pequeño, de modo que haya que hacer más viajes. Así, cuanta más agua se caiga, más veces habrá que ir a buscar agua.

Cartas saltonas

Para hacer este juego necesitamos naipes, cromos o algo similar, que colocaremos boca abajo en una mesa. El objetivo del juego es dar la vuelta a la mayor cantidad de cartas dando un puñetazo en la mesa. Con ello, el niño desarrollará la fuerza de su mano. En niños muy pequeños, conviene hacerlo tanto con la derecha como con la izquierda, ya que la lateralidad -dominancia de una mano u otra- tarda en definirse.

Carrera de botones

Abrocharse y desabrocharse la camisa o el babi escolar es una tarea para la que se necesita una gran coordinación óculo manual, pero que a los niños no siempre les gusta. En formato carrera, la actividad de abrochar y desabrochar puede resultar mucho más interesante. No se trata de ganar, sino de la motivación por hacerlo -cuanto más deprisa, mejor-. Esta tarea se puede introducir dentro de un circuito de juegos.

Hacer hileras con objetos pequeños

Colocar objetos pequeños en fila es una actividad para la que se necesita mucha destreza, primero para coger el objeto pequeño (fichas, botones, monedas, figuritas, legumbres, etc.), luego para colocarlo sin mover los demás. Usando botones o fichas pequeñas podemos proponer al niño hacer una fila que llegue hasta un punto determinado. Es una actividad ideal para combinar con otros juegos.

Manos amontonadas

Para jugar, varias personas se colocan en círculo. Por orden, cada uno va colocando una mano al centro, por orden de colocación. Cuando todos acaban se coloca la otra mano encima. Cuando todas están amontonadas se van quitando. Para complicarlo, se puede marcar un ritmo (aprovechando música, por ejemplo).

Otros juegos

Otros juegos que ayudan al desarrollo de la coordinación y a la independización del momviento de lso dedos, así como para el desarrollo de la fuerza, son las tradicionaes sombras chinas y lso jeugos de marionetas, así como las actividades de plástica -garabateo, pintura de dedos, etc.) y manualidades (plastilina, hacer bolitas, etc.). Jugar con arcilla, tierra y arena también ayuda a la mejora de la coordinación óculo manual, así como los juegos de chapas.

No podemos olvidarnos de los juegos de construcción y los puzles. En este caso, es conviniente usar siempre materiales adaptados a su edad y tamaño.

Otras actividad sencillas, como meter y sacar cosas de una caja, meter las manos en bolsas llenas de cosas y jugar con lo que hay dentro, o jugar a recoger los juguetes son actividades sencillas que son muy beneficiosas para el desarrollo de la coordinación. Por supuesto, comer con las manos es una actividad muy importante para los niños.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *