Cómo ahorrar siendo madre soltera

ahorrar dinero

Aunque en el título remarque “madre soltera”, el artículo de hoy va dirigido a todas las madres que se dedican a cuidar a sus hijos siendo solteras, a las que deben hacer malabarismos para llegar a final de mes. Pero también a todos esos padres que se convierten en padres y madres porque las circunstancias de la vida les ha hecho tener que convertirse en padres solteros.

La crianza de los hijos es un reto único incluso teniendo las mejores circunstancias a favor. Pero las dificultades financieras pueden ser un gran obstáculo. Son muchas las familias monoparentales que están por debajo del umbral de pobreza. Las luchas económicas pueden ser una gran carga para los padres solteros. Pero en lugar de entrar en una absoluta desesperación, lo mejor que se puede hacer es tomar el control del futuro financiero y garantizar la seguridad familiar. Para ello, hay que pensar algunas formas para ahorrar dinero cada mes y poder mantener a la familia a flote cuando haya dificultades financieras.

Cuenta el dinero que gastas

Para poder saber qué gastas mensualmente deberás apuntarlo en una libreta, así serás consciente de tus gastos. No sólo basta con mirarlo en el extracto del banco o teniéndolo en tu mente. Los gastos deben estar todos apuntados en un papel para saber qué dinero te gastas y en qué productos lo haces. Guarda tus recibos durante un mes y anota los gastos sin que te falte ninguno, por lo que es necesario que incluyas también tus gastos en facturas, en la tienda de alimentos, de la gasolina del coche, del cuidado de los niños, de las actividades extraescolares, de la ropa que te compras o que compras a tus hijos, de los gastos médicos, del ocio… ¡todo absolutamente! Debes dar prioridad a los gastos que incluyen el alquiler o la hipoteca, la comida y la electricidad, gas y agua como gastos más importantes.

ahorrar dinero

Ajusta un presupuesto

Es muy importante que decidas qué cantidad de dinero tienes cada mes para gastar y que no te pases de ese dinero cada mes. Enumera todas las fuentes de ingresos que tienes incluyendo tu trabajo y la manutención de tus hijos. Si tus ingresos no cubren todos los gastos, entonces deberás empezar a prescindir de aquellas cosas que no sean totalmente necesarias.

Haz listas para poder priorizar

Si te cuesta priorizar porque sientes apego a algunos elementos, entonces no dudes en realizar una lista divida en dos partes y que en una de ella ponga: “necesidades”, y en la otra: “deseos”. Decidir qué elementos de los deseos de la lista puedes quitar y dejar de pensar en ello. Es posible que quizá necesites dejar de comprar café en la cafetería y tomarlo en casa o dejar de llevar a los niños al cine los sábados por la noche de forma temporal.

ahorrar dinero

Reduce aún más gastos

Si no es suficiente con priorizar algunas cosas, entonces es necesario que empieces a reducir los gastos de otras cosas. Por ejemplo:

  • Puedes reducir la tarifa que tienes contratado en tu teléfono móvil o pasarte a tarjeta para controlar mejor el gasto que haces diario.
  • Cancela las suscripciones que tienes a revistas o periódicos y que te supongan un gasto mensual o anual.
  • También será necesario que compres comida genérica sin fijarte en marcas específicas y con la ropa igual.
  • Usa cupones de descuento en las tiendas.
  • Compara precios en diferentes tiendas para comprar en las más económicas.
  • Evita comer fuera de casa para reducir costes innecesarios.

Fíjate bien en lo que compras

Hoy en día hay muchos establecimientos que ofrecen cupones de descuentos, ¡úsalos! Y si en tu lista de la compra hay algo que no tiene cupón, si es prescindible no lo compres. Considera la posibilidad de ahorrar dinero comprando productos que estén a punto de caducar, ya que hay establecimientos de alimentación que los ponen a mitad de precio y se pueden consumir sin peligro para la salud de las personas, ¡sólo tendrás que consumirlos ese mismo día!

Otro truco es no ir al supermercado con hambre, así no te sentirás tan tentado/a en comprar productos que seguramente sean innecesarios sólo porque el hambre te impulsa a cogerlos. ¡Tienes que ser más fuerte que todo eso!

Busca descuentos para tus facturas

Ponte en contacto con el Ayuntamiento de tu localidad para que te puedan asesorar sobre la seguridad económica de los recursos públicos. Puedes apuntarte para tener una vivienda de protección oficial que sale mucho más económica que una vivienda de alquiler o compra normal. Muchas madres solteras y muchos padres solteros también pueden informarse para que les ayuden con bancos de alimentos solidarios y para que les apliquen descuentos en los servicios de electricidad y teléfono. Si vas al Ayuntamiento de tu localidad y realizas estas peticiones, una vez que te las conceden te darás cuenta de la cantidad de dinero que podrás ahorrarte gracias a estos recursos.

ahorrar dinero

Ten siempre un fondo de emergencia

Evita vivir al día. Muchas personas solteras o cuando no tienen hijos están acostumbrados a vivir “al día”, pero cuando tienes hijos esta mentalidad debe cambiar. Cuando tienes hijos a tu cargo debes ahorrar dinero siempre por si vienen tiempo de problemas económicos. Todas las familias deben tener un fondo de emergencia por si se pierde el trabajo, por si hay algún desastre imprevisto que se deba pagar (como que se estropee el coche). Es necesario que guardes una cantidad fija cada mes hasta que tengas por lo menos un año ahorrado (y ese dinero no lo toques a no ser que sea una emergencia).

Implica a tus hijos

Tus hijos no deben saber si hay buenas o malas épocas financieras para no preocuparles, pero sí deben saber que hay un cierto presupuesto y que hay que ahorrar dinero por si acaso hay imprevistos. Podéis elegir opciones económicas de entretenimiento y poder divertirse en familia sin necesidad de gastar demasiado dinero. Podéis salir al parque, hacer puzzles, alquilar una película… se puede pasar muy bien y divertirse sin necesidad de gastar mucho dinero. ¡Y podréis crear estupendos recuerdos juntos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *