Aprende a ahorrar teniendo un bebé

Cuando se tiene un bebé se gasta mucho dinero porque los bebés necesitan muchas cosas. Pero, ¿cómo se ahorra exactamente cuando tener un bebé parece venir con un gasto obligatorio de 18 años? Los niños cuestan dinero desde el momento en que nacen, pero si no se sabe cómo ahorrar puede ser un problema económico grande.

Por eso, para que no te eches las manos a la cabeza a final de mes, debes aprender a ahorrar aunque tengas un bebé e incluso más hijos. Este ahorro te ayudará a largo plazo y podrás disfrutar de tu vida sin tantas preocupaciones. Descubre algunos secretos para conseguirlo.

Compra de forma sabia

Para comprar sabiamente es necesario que aprendas que no todo tiene el mismo precio en todas las tiendas. Por eso, es bueno que compares los precios tanto en tiendas físicas como en tiendas de confianza en Internet para poder comprar el precio que mejor va con tu bolsillo. Puedes inscribirte en portales en línea para que te avisen de los descuentos o de las ofertas para comprar productos para bebés o niños pequeños de primera necesidad y después, aprovechar esos descuentos para ahorrar algo de dinero.

Si te gusta comprar por Internet es mejor que te limites a comprar artículos imprescindibles que normalmente puedes comprar al por mayor porque sabes que los vas a gastar como pañales o la leche de fórmula o incluso también, los cereales. Pero no compres por Internet cosas que son prescindibles como juguetes porque podrías comprar más de lo que realmente necesitas. Además, si compras por Internet también es buena idea que te fijes sobre todo, en que los envíos a casa sean gratis porque si no te saldrá más caro que ir tú a la tienda.

Ahorra comprando pañales

Es un gasto que tendrás obligatoriamente en los próximos años, así que ten un plan de juego sobre cómo obtener las mejores ofertas. Nunca compres pañales en el primer lugar que veas. Lo ideal es que compares los precios de pañales en por lo menos, tres lugares diferentes. De esta manera podrás saber dónde es realmente más barato y comprarlos en ese sitio. Parece que es un gasto de energía, pero solo tendrás que hacerlo una vez y de esa manera ya sabrás dónde comprar pañales a buen precio.

Pide muestras

Son muchas las empresas que te pueden dar muestras para los cereales por ejemplo, o muestras de pañales. En farmacias o incluso tu pediatra también te puede facilitar. No te los dan si no los pides, por lo que no te cortes y pide muestras de lo que creas conveniente como también cremas para el pañal o cremas para la piel… Ahorrarás bastante dinero porque gastarás menos en el producto original.

Cuna cama (cuna evolutiva)

Lo ideal para ahorrar dinero es comprar una cuna que se convierta en cama. Así te aseguras que le durará por lo menos 7 años o más, dependiendo del modelo que compres y te interese. Es un gran ahorro a largo plazo. Una cuna cama cuesta más dinero que una cuna convencional pero si juntas lo que te vale una cuna convencional y una cama de niño es probable que te hayas gastado más dinero y además, tendrás que pensar dos veces en poco tiempo cuál comprar.

Carritos de paseo de 3 piezas

Es mejor que compres un carro de paseo de 3 piezas porque así te ahorrarás el carrito de paseo para cuando tu bebé sea más mayor. Tendrás la silla grupo 0 para el coche, el capazo para cuando tu bebé es recién nacido y la sillita de paseo para cuando sea más mayor. Aunque parezca más desembolso al comprarlo, a la larga te saldrá mucho más económico. Las otras piezas comprándolas por separado salen bastante más caras que si te lo compras en 3 piezas. ¡Merece la pena!

Ropa de bebé prestada

Una forma de ahorrar mucho dinero es que te presten o te regalen ropa para tu bebé. Los bebés crecen muy rápidamente y esto significa que la ropa que le pones hoy para dentro de un mes le ha quedado pequeña y tienes que volver a comprar. Aprovecha los regalos de los familiares para que te regalen ropa o pregunta a familiares o amigos que también son padres si tienen ropa de bebé guardada que te puedan dejar o prestar. De esta manera notarás un gran ahorro en tu bolsillo.

Vende las cosas que no te sirven

Si compras cosas a tu bebé y luego no te sirve puedes venderlo en portales de segunda mano. Por ejemplo si compras muebles para tu bebé que se le quedan pequeños, la ropa que aún está en buen estado o cualquier otro artículo que tengas en buen estado que pueda utilizar otra persona. Así, en lugar de deshacerte sin beneficiarte de ningún tipo lo vendes y podrás tener un dinero extra.

Cuando vayas a comprar, siempre con una lista de compras hecha

Cuando vayas a comprar lo ideal es que vayas con una lista de la compra hecha en casa. De esta manera podrás pensar qué es lo que realmente te hace falta. Si no tienes lista de compras y vas al supermercado cogerías cosas que quizá no necesites. Por eso, si te ciñes a tu lista de la compra podrás comprar solo lo esencial sin salirte de la lista y de ese modo, no gastarás más dinero de la cuenta. A final de mes lo notarás.

Estos son 8 consejos que puedes utilizar cada día para ahorrar con tu bebé. Los bebés y los niños cuestan dinero y es importante que para poder ahorrar y que a final de mes no te asustes de todos los gastos, tengas en cuenta tu presupuesto semanal y te ciñas a él para tus gastos. Una vez que hagas esto como rutina en tu vida te darás cuenta como poco a poco irás ahorrando y no gastarás dinero de más. A partir de ahora ya no tienes excusa, ya podrás ahorrar teniendo un bebé e incluso teniendo más hijos. ¡El ahorro es un comportamiento que debes aprender y practicar cada día!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *