Así es cómo puedes evitar que tus hijos golpeen a otros

A ningún padre le gusta cuando le llaman de la escuela para decirle que su hijo a golpeado a otro niño. Golpear, dar una torta o empujar puede parecer una parte normal del juego en los niños pequeños, sobre todo cuando uno quiere un objeto y el otro también. Parece que son parte de sus experiencias de aprendizaje y por eso existe la causa y el efecto, la repetición y quizá golpear entre como norma.

Pero cuando un niño o niña golpea a otro/a y no se le reconduce, entonces aprende que es una conducta normal que puede repetir porque no hay consecuencias negativas de hacerlo. Cuando se trata de golpear a otros niños, no es algo aceptable. Por eso es importante llevar a cabo la disciplina infantil y que los padres intervengan en esto.

Por qué los niños pequeños pegan

Los niños pequeños no entienden si nadie se lo dice cuáles son las consecuencias de si pegan a alguien. Después de todo, es habitual en el juego lanzar pelotas, chocar la mano o tocar a otros como parte de una interacción saludable. La mente de un niño pequeño no es capaz de comprender que pegar es algo que está mal y que puede ser un gran problema.

Los niños pequeños no suelen querer actuar mal o de manera inapropiada, no comprenden que sus acciones pueden perjudicar a otros. Están en la etapa egocéntrica y piensan únicamente en lo que les sucede a ellos. Saber esto puede ayudarte e disciplinar a tu hijo sin entrar en cólera cuando éste pega a un niño. Recuerda que no sabe que lo que está haciendo está mal. Cuando tu hijo tenga la edad suficiente para saber que realmente está mal, entonces el asunto se vuelve más serio.

Quizá seas de los padres que se sorprenden cuando ven a su hijo que golpea a otro niño. Puede ocurrir de la nada, porque tu hijo está cansado, tiene hambre, está sobre excitado o por cualquier otro motivo. Quizá quiera algo que otro tiene, lo coge o crea resistencia si se lo quieren quitar. Todo depende de los adultos que supervisan la situación para detener el comportamiento a la vez que se utiliza una disciplina apropiada para reducir al mínimo las probabilidades de que golpear se vuelva a producir.

Consejos para que un niño golpee a otros

  • Habla con tu hijo antes de que se una a juegos de golpear. Dile las formas apropiadas de actuar, tendrás que decírselo con un lenguaje fácil de entender. Una vez que tu hijo tiene la edad suficiente para entender realmente lo que le estás diciendo, tendrá la edad suficiente para comenzar a aprender lo correcto de lo incorrecto.
  • Supervisa el comportamiento de tu hijo y prepárate para reaccionar rápidamente. Con demasiada frecuencia, los padres no están lo suficientemente atentos para que los niños pequeños jueguen juntos. Están hablando con otro adulto o mirando sus teléfonos y no ven señales de advertencia de que comience un comportamiento potencialmente perjudicial. No confíes en alguien más para cuidar a tu hijo. Tu hijo y el comportamiento son siempre tu responsabilidad. Al mismo tiempo, no le sobreprotejas.
  • Redirige cualquier comportamiento que pueda provocar golpes físicos. En muchos casos, lo que comienza como diversión y juegos termina con alguien que se hace daño. No tengas miedo de quitar algo que pueda causar daño o angustia. Incluso un juguete inflable que no lastima a un niño por sí mismo puede reforzar los comportamientos negativos de golpearse entre sí y simplemente debe desanimarse.
  • Retira a un niño de cualquier situación en la que golpee deliberadamente a otro niño. Si un niño es un niño pequeño y ha comenzado a socializar, considera terminar el juego y márchate del lugar con tu hijo. Debes enseñar a tu hijo que golpear a otro niño arruina la actividad que está haciendo y que no puede seguir, aunque se lo estuviera pasando bien.

  • En situaciones en las que no puedas irte, separa a tu hijo de los demás y no le permitas jugar con ellos. Después de un tiempo razonable y después de que todos se hayan calmado, puedes hablar con tu hijo sobre el incidente y luego volver a presentar el juego social, pero asegurándote de estar atento a las acciones de tu hijo. Si bien parte de este comportamiento es normal, debes hacer un seguimiento de cerca y detenerlo.
  • Mantén la calma y no permitas que tu hijo te vea enfadarte. Tienes que mostrar un rostro sereno pero firme para que tu hijo sepa que le quieres pero que no apruebas las malas acciones, como golpear. Evita reaccionar en exceso, usa la redirección y las palabras firmes como ‘no golpear’ mientras que te llevas a tu. Hijo del lugar.
  • No permitas que tu hijo juegue con otros niños mientras tenga comportamientos agresivos con otros niños. Investiga cómo se puede sentir emocionalmente dependiendo de las circunstancias que os envuelven porque quizá haya algo emocional que le haga actuar de esa manera.
  • Es tu trabajo proteger a tu hijo e inculcarle conductas apropiadas. Si tu hijo golpea a otro debes actuar e intervenir. Si es otro niño el que le golpea y tu hijo golpea para defenderse, tendrás que hablar con los padres del otoño niño o tomar las acciones necesarias para detener este comportamiento del otro niño si el otro padre no reconoce que ralamente existe un problema. Tendrás que escoger tus palabras con cuidado para evitar que alguien se vuelva demasiado defensivo e incluso acabar con la amistad de los otros padres.
  • Sé flexible. En ocasiones el comportamiento de golpear puede ocurrir por determinadas circunstancias y es necesario valorar las variables que envuelven el contexto para que no vuelva a ocurrir. Tener un hijo que golpea no significa que crecerá para ser violento o para convertirse en un agresor. Es tu trabajo detener la acción y disciplinar adecuadamente a tu hijo a través de una guía amorosa y comunicaciones apropiadas para su edad. Depende de ti y de tu amor incondicional el que guías con respeto y de forma eficaz el comportamiento de tu hijo.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.