Así ve el mundo un niño con autismo

Los niños con autismo ven, perciben y sienten el mundo de forma diferente a como lo vemos quienes no tenemos ese trastorno. Aprendiendo como es su mundo podremos entenderles y comunicarnos mejor con ellos.

Todavía hoy por desconocimiento la sociedad no les entiende, y son objeto de incomprensión y rechazo. Esto les crea muchos obstáculos en su vida diaria que entre todos podemos mejorar. Ponernos en sus zapatos es una buena forma de conseguirlo. Veamos como ve el mundo un niño con autismo.

 ¿Qué es el autismo?

Es un trastorno neurológico complejo que afecta al neurodesarrollo y funcionamiento cerebral, por lo que interpretan la información de un modo diferente. El autismo no es una enfermedad, por lo que no tiene cura. Aparecen normalmente en los primeros 2 años de vida. Afecta de por vida a la persona que lo padece y todavía a día de hoy se sigue investigando su origen ya que poco se conoce.

Se manifiesta en dificultad para la interacción social, comportamientos repetitivos, estrechez de los intereses, pobre actividad imaginativa, déficit es la comunicación verbal y no verbal e hipersensiblidad frente a los estímulos. Se manifiestan en distintos grados.

Pero son niños como cualquier otro. Necesitan afecto, cariño y seguridad.

El mundo es caótico y ruidoso

Las personas con autismo reciben los estímulos de una manera mucho más sensible que los demás. Para lo que nosotros podemos desarrollar de manera normal para ellos no lo es. Si reciben demasiados estímulos sensoriales puede ser realmente estresante, abrumador y conflictivo, y se pueden sentirse abrumados y desorientados. Para ellos es demasiada información y pueden llegar a colapsarse.

Este corto vídeo muestra a la percepción cómo ve el mundo un niño con autismo, en un paseo por un centro comercial.

El mundo es impredecible e ilógico

Para los que no tenemos autismo podemos ver claves o señales que nos indiquen más o menos que es lo que pasará a continuación. En un estudio realizado con fotografías se constató que los niños con autismo se fijaban en aspectos diferentes en comparación a niños sin autismo. Para ellos las caras parecen estar en segundo plano, lo que puede explicar su dificultad para las relaciones sociales.

Las personas sacamos mucha información mirando a la cara de las personas, lo que nos permite sacar conclusiones de lo que puede llegar a suceder. Podemos predecir que pasará a través de la información que tenemos. Ellos en cambio al no analizar bien esta información que reciben, ven el mundo como algo sin sentido. Es ilógico, aleatorio e impredecible. Las cosas parecen no tener un orden lógico, lo que les crea sensación de inseguridad.

Por eso los niños autistas suelen gustarles los videojuegos. Los transporta a un mundo donde todo sigue un orden, no hay nada impredecible. No como el mundo real donde pasan cosas sin sentido. También por eso las conductas repetitivas los relajan tanto. Todo tiene su control, su orden.

Aprendo diferente

Los niños sin autismo aprenden normalmente por repetición e imitación, o de forma espontánea. Un niño con autismo aprende de otra forma diferente, ya que su mundo es también diferente. Lo hacen a través de la repetición y con ayudas visuales.

Me cuesta relacionarme

En estudios se ha demostrado como factores genéticos determinan nuestros focos de atención. Como dijimos más arriba, los niños con autismo parecen prestar menos atención a las caras de las personas y mucha más para objetos. Esto les impediría sacar información social importante a la hora de relacionarse. Su comunicación no verbal está limitada.

Para ellos supone un gran esfuerzo interpretar las conductas sociales, las pausas naturales, interpretar los diferentes tonos, saber cuándo deben exponer sus ideas…conductas que el resto hacemos de manera inconsciente.

Los niños con autismo son sinceros, claros y directos. Y esto puede no gusta en una sociedad donde hay que andar con pies de plomo para no herir al otro, donde todo se dice con mucha floritura de forma enrevesada. Esto no lo entienden.

Que tengan dificultades para captar las intenciones y deseos de los demás, así como su tono, expresiones con doble intención, sarcasmo… les dificulta el relacionarse con los demás. Pero eso no quiere decir que no quieran comunicarse, lo que pasa es que con su dificultad se acaban encerrando en sí mismos para no enfrentarse a ello.

Teorías sobre el autismo

Poco se sabe todavía del autismo. La causa o causas están todavía por descubrir.

Los niños sin autismo alrededor de los 4 años van desarrollando lo que se llama en psicología “Teoría de la Mente”. Una capacidad que nos permite tener conciencia de las diferencias que hay entre mi punto de vista y el de los demás. Es decir, nos permite tener en cuenta los sentimientos, ideas, deseos, creencias e incluso los engaños de los demás de forma consciente. Es un complejo modelo de empatía social que se desarrolla de forma innata.

Investigaciones apuntan a que los niños con autismo podrían tener déficits o ausencia en la Teoría de la Mente lo que les dificulta un desarrollo social normal.

También se está estudiando la teoría de una posible disminución en el Sistema de Neuronas Espejo (SNE). Este sistema se activa en los procesos de imitación, adquisición del lenguaje y en la expresión emocional y empatía. Esto explicaría por qué no pueden aprender por imitación.

No todo son discapacidades, en otros campos son verdaderamente excepcionales. Gracias a su facilidad para fijarse en las partes en lugar de en la totalidad como hacemos los demás, les permite realizar actividades mucho mejor. Como por ejemplo dibujar y las nuevas tecnologías.

Entre todos con los conocimientos necesarios podemos comprenderles mejor y hacerles la vida más práctica. Pongámonos en su lugar, veamos su mundo a través de sus ojos.

Por que recuerda…hagamos uso de nuestra Teoría de la Mente, pongámonos en los zapatos de los demás y respetemos nuestras diferencias.

Libros recomendados:

  • El niño que quería construir su mundo (Alianza Literaria). Trata de un padre que quiere comunicarse con su hijo autista y no sabe cómo hacerlo.
  • Manual de teoría de la mente para niños con autismo.


Categorías

Aprendizaje, Consejos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.